Imagen:Manifestación contra la reválida en Oviedo

El Consejo Escolar rechaza por unanimidad las reválidas

Aprueba exigir que se paralicen las pruebas y mantener la selectividad como acceso a la Universidad como «garantía de igualdad»


Redacción

El Consejo Escolar de Asturias ha aprobado, con 13 votos a favor y una sola abstención, una resolución de rechazo a las reválidas que «implican una segregación temprana para el alumnado». Las reválidas, que como buena parte de la Lomce, cuentan con una intensa oposición por parte de numerosos colectivos relacionados con la enseñanza, desde sindicatos docentes a asociaciones de padres, serán objeto de debate los próximos días toda vez que, la próxima semana tendrá lugar la reunión de la conferencia sectorial de Educación (con los consejeros de cada comunidad junto al ministro) y además en un plazo breve se reunirá el Consejo Escolar del Estado para concretar en un informe qué pasará con estas pruebas.

Desde Suatea (que llevó la propuesta de rechazo aprobada en el consejo escolar asturiano) su portavoz Beatriz Quirós puso de manifiesto su preocupación por lo que pueda suceder con las últimas propuestas del Gobierno de Rajoy respecto a las reválidas «descafeinadas» que, según han explicado, podrían aplicarse pero sólo de forma voluntaria. «Pero es que eso no está escrito en ningún sitio, sólo es un borrador que ha aparecido en prensa», destacó Quirós quien además cargó contra un modelo de examen «que nos retrotrae a otros tiempos» y que, en su opinión, «tiene un sesgo clasificador, tanto para los alumnos como para los centros, para hacer ránkings de centros, para favorecer la competitividad».

La propuesta aprobada en Asturias exige «paralizar las evaluaciones finales de etapa», es decir, las reválidas; y resolver el acceso a la universidad mediante la prueba habitual, la selectividad, «para que se garanticen las condiciones de igualdad y seguridad jurídica». Además, el texto señala que debe suprimirse «la doble titulación en la etapa obligatoria y restablecer el titulo único de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria» para que evitar la «segregación del alumnado» de manera que, en función de una otra elección, no se pueda estudiar Bachillerato o Formación Profesional. Además el Consejo Escolar ha reclamado que se recupere «la diversificación curricular en 4º de la ESO».

En este sentido, Quirós destacó que los próximos días son «cruciales» para saber qué pasará con las reválidas e insistió en que son unas pruebas que son un «menosprecio a la labor de los profesores, y hacen que los alumnos se jueguen su futuro a una sola carta. Parten de un concepción de la enseñanza como una carrera de obstáculos».

Valora este artículo

1 votos
Etiquetas