Imagen:

Los profesores replican a los padres que su jornada en julio se ajusta a la ley

Los sindicatos argumentan que trabajan más horas que la media europea y que cualquier cambio en sus condiciones tienen que negociarlo ellos con la administración


Redacción

Los profesores cierran filas. Los sindicatos de la región cargan con dureza contra Elena González, presidenta de la Federación de Padres Miguel Virgós, por la carta que pedía, entre otras cosas, que los docentes trabajasen en julio para preparar las clases de recuperación de los alumnos. Suatea, ANPE, UGT y CCOO consideran que la propuesta está fuera de lugar, aseguran que una parte de los docentes (equipos directivos y los que forman parte de tribunales) trabaja durante ese mes y que el resto está a disposición de la administración. Además, añaden que sus jornadas laborales están por encima de la media europea y que sus salarios son inferiores a los de los profesores de otras comunidades autónomas. También argumentan que precisamente por ese calendario escolar ganan menos que el resto de funcionarios de su nivel y que, aunque mucha gente lo desconoce, hay un descuento es sus retribuciones por ese calendario. Por último, sostienen que cualquier cambio en las condiciones laborales tendrían que negociarlo ellos con la administración y no los padres.

Una de los que se ha mostrado más indignada con la carta publicada por Elena González es Emma Rodríguez, portavoz de Suatea. Considera que «intentar herir» al profesorado es «un error de estrategia tremendo y una equivocación», por lo que espera que sea solo la opinión personal de González y no la de la FAPA. En su opinión, «la gente tiene que saber nuestras condiciones, porque somos de los docentes que menos ganamos de España y de los que más horas hacemos». Por ello, asegura que no entiende «qué se busca con esa carta». Sostiene que los argumentos de González son contradictorios, ya que en Primaria no hay recuperaciones en septiembre y que no todos los alumnos suspenden en Secundaria, por lo que no entiende que el argumento para trabajar en julio sea preparar las recuperaciones. 

Desde Suatea también recuerdan que es cierto que como funcionarios les corresponde un mes de vacaciones, pero que para compensar ese calendario laboral «hay un descuento en el salario». «Esto es algo que desconoce mucha gente», añade. Además, asegura que una parte del profesorado trabaja en julio, en alguna ocasión incluso en agosto, y que por esos días «no se cobra más».

Una opinión similar es la del presidente de ANPE, Gumersindo Rodríguez. El responsable sindical asegura que la presidenta de la Federación de Padres Miguel Virgós desconoce que «efectivamente, trabajamos durante el mes de julio porque el curso no se planifica en septiembre». Y añade que «hay que planificarlo con anterioridad, hay que hacer programaciones, formación e innovación y múltiples tareas administrativas». El portavoz de ANPE considera que «los padres entienden que los profesores no trabajamos porque los niños no están escolarizados y confunden las vacaciones de los niños con las de los profesores».

Desde ANPE también se han mostrado muy críticos con Elena González, a quien reprochan «su desconocimiento mayúsculo de la práctica docente». En todo caso, sostienen que con una «posición maximalista que ataca a la esencia del sistema educativo difícilmente se va a conseguir que exista un pacto de estado por la educación». «No se puede culpar al profesorado de todos los males», agrega. «Nosotros también nos llevamos deberes a casa. La jornada es de 8 a 3 pero luego preparamos clases, corregimos exámenes...», sentencia.

Por encima de la media europea

El secretario general de la Enseñanza de CCOO de Asturias, Enrique Fernández, también ha sido contundente en sus afirmaciones, aunque considera que se trata de un debate que no está sobre la mesa y que lo que toca ahora es centrarse en alcanzar un pacto educativo que sustituya a la Lomce. Fernández defiende que «el horario del profesorado lo negocian los sindicatos con la administración», por lo que considera que nada tienen que ver los padres en este asunto. «Allá cada uno si quiere abrir frentes y polémicas», asegura antes de dejar claro que «lógicamente, nosotros no lo compartimos».

El responsable de CCOO explica que desde que se habló de la jornada continuada ellos siempre defendieron que los colegios permaneciesen abiertos «el mayor tiempo posible pero con otro tipo de personal y no en el horario del maestro». «Por esa regla de tres no tendríamos que trabajar solo en julio, también de 9 de la mañana a 12 de la noche y así estaríamos todos más contentos». «Nuestras vacaciones vienen marcadas por el decreto que regula la jornada del profesorado y tenemos 37 horas y media semanales como cualquier funcionario». Además, respecto a las vacaciones de julio, anima a «que se lo pregunten a los interinos, a la gente que va a tribunales y a los equipos directivos a ver que vacaciones tienen».

 «Mucha demagogia»

Maximina Fernández Otero, secretaria general de la Enseñanza Pública de FETE-UGT de Asturias, tacha los argumentos esgrimidos por Elena González de «demagógicos». Sostiene que cualquier modificación de las condiciones laborales de los profesores tiene que negociarse con los sindicatos, por lo que «no pasaremos por ahí». En su opinión, «en esa carta son todo verdades a medias», ya que «en el mes de julio estamos a disposición de la administración y si hay oposiciones estamos en los tribunales». Además, recuerda que los equipos directivos también trabajan durante ese mes. Fernández añade otro argumento. «Trabajamos más horas que la media de la OCDE, por lo que no tiene ningún sentido ampliar el horario lectivo». 

Valora este artículo

52 votos
Etiquetas
UGT Federación de Padres Miguel Virgós SUATEA LOMCE CC. OO. OCDE Reforma educativa de Wert
Comentarios