Sanidad contabiliza a casi 3.000 pacientes más en lista de espera quirúrgica

La consejería incluye, por primera vez, las estadísticas de enfermos que no aceptan derivaciones, los que piden un aplazamiento o no pueden entrar en quirófano por razones de salud


Redacción

La lista de espera quirúrgica del Principado es hoy más grande que ayer. No se trata, en esta ocasión, de un problema asistencial. Lo que sucede es que la Consejería de Sanidad ha decidido incluir en las demoras a una serie de pacientes que antes quedaban fuera por una serie de circunstancias. Como estas exclusiones generaban mucha controversia e, incluso, desde algunos sectores se denunciaba que servían para «maquillar» la realidad, la Administración ha decidido añadir cuatro nuevos tipos de pacientes, al margen de la denominada lista de espera estructural. Son los que rechazaban derivaciones a centros diferentes al suyo de referencia, los que pedían aplazamientos de las intervenciones, los que su situación clínica no aconseja que pasen por quirófano y los que por otras circunstancias -como someterse a nuevas pruebas- entran y salen del registro. Todos estos supuestos suman casi 3.000 enfermos. 

Sanidad ha anunciado esta medida como «un paso más para ampliar la información al incluir en su publicación en la página web Astursalud y en el portal de transparencia esos cuatro nuevos epígrafes, al margen de los datos que componen la lista de espera quirúrgica estructural». La medida ya la había anunciado el gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), José Ramón Riera, el pasado 22 de febrero. El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, se comprometió también en la Junta General a que todos estos datos estuvieran a disposición de los ciudadanos.

Las demoras han centrado gran parte del debate político desde que comenzó la legislatura. Incluso en la Junta General del Principado se ha abierto una comisión de investigación sobre el tema. También se ha denunciado a la Fiscalía algún supuesto enchufe en alguna unidad del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Las quejas no solo llegan desde los partidos. Los propios profesionales han tomado parte en la discusión. Así el propio Sindicato Médico del Principado (Simpa) ha hablado del «maquillaje» de las listas. Con esta medida, el Gobierno pretende clarificar la situación.

 Los números

Las últimas cifras publicadas por Sanidad apuntan a que, actualmente, hay 17.917 personas en la lista estructural y otras 2.963 están pendientes de una intervención por alguno de los conceptos que a partir de ahora se publicarán. Esta cantidad supone el 14,1% de la cifra global de asturianos que esperan por una operación. En concreto, los pacientes que han rechazado ua derivación son 1.733 y representan el 52% de los que aparecen fuera de la lista estructural y el 8,2% sobre el total. Otros 1.230 que no han sido operados por razones de salud o porque han pedido un aplazamiento. Estos representan el 48% de quienes están fuera de la lista estructural y el 5,9% del total. «En ninguno de los dos casos quedan excluidos de los registros», precisa la administración.

La consejería aprovecha para lucir su gestión. Señala que los datos actuales son «significativamente mejores que los de hace un año, lo que indica una adecuada gestión de la lista de espera». ¿Qué cifras respaldan esta valoración. En febrero de 2016, 18.687 enfermos estaban pendientes de entrar en quirófano. Hoy son 17.917. Esto supone una reducción de 770. Destaca sobre todo la mejora entre aquellos que sufren demoras de más de seis meses. Hace un año eran 645. En febrero de 2017, ha bajado a 442. En porcentaje, el descenso es del 31%. La consejería señala que solo en febrero salieron de la lista de espera 511 personas más de las que entraron.

 

Valora este artículo

2 votos
Etiquetas
Listas de espera Junta General del Principado Sanidad HUCA Sespa
Comentarios