Imagen:

Mil euros más por una cesta de la compra sin gluten

Los celíacos asturianos piden ayudas al gobierno del Principado para poder hacer frente a los gastos de esta dieta


Redacción

Llenar la cesta de la compra con productos sin gluten es una tarea no apta para todos los bolsillos. A pesar de que la industria alimentaria está cada vez más concienciada, el coste de estos sigue siendo muy superior al del resto de alimentos. Según el último informe de la federación de asociaciones de celíacos de España (Face), la cesta de una persona celíaca se encarece en 1.040 euros anuales frente a la de los que no lo son. Ese incremento es igual en todas las comunidades autónomas, por lo que la asociación celíaca Principado de Asturias (Acepa) denuncia está situación y pide un abaratamiento de los precios, además de ayudas por parte del gobierno regional para hacer frente a estos gastos.

«Somos enfermo. Es verdad que no necesitamos medicamentos, pero sí alimentos que son más costosos», afirma la encargada de la certificación e información de Acepa, Elena Díaz. Para muchos celíacos, adaptar su alimentación a una dieta sin gluten no es nada sencillo, menos aún cuando llevarla a cabo no depende de uno mismo. «Muchas familias tienen que renunciar al comerdor escolar por este problema, lo que supone que se encarezca el precio de sus dieta y también que el trabajo en la cocina sea mayor», apunta. Es por ello que desde Acepa piden al gobierno autonómico que se les conceda una ayuda para hacer frente a estos gastos. En Asturias, tan solo los funcionarios de Muface perciben esta ayuda

Como encargada de la certificación en las comidas para celíacos, Elena conoce muy bien cual el coste que supone este protocolo de seguridad alimentaria, que es una de las grandes causas para que se encarezca el precio. «El certificado Face indica qué productos no contienen más de 10 partes por millón de gluten. Se nota cuando un pan sin gluten está certificado o no porque es más barato», afirma. Este certificado es diferente al etiquetado europeo, el cual indica los productos que contienen menos de 20 partes por millón, algo que según ellos mismos «nos confunde a la hora de comprar».

Una cesta de la compra muy costosa

El objetivo del Informe de precios de productos específicos sin gluten 2017 es conocer con carácter semanal, mensual y anual, el gasto extra que supone para una persona celíaca el hecho de seguir una dieta sin gluten. El informe de precios muestra la diferencia económica entre la cesta de la compra de una persona que padece esta enfermedad respecto a otra persona que no. El estudio, basándose en una dieta de 2000 a 2200 calorías, revela que la de una persona que padece celíaca se encarece en 1.040 euros anuales.

En total, el gasto se ha reducido en casi 400 euros desde 2009, gracias en parte al conocimiento que se tiene en la actualidad sobre esta enfermedad y el aumento de las dietas sin gluten por parte de otros consumidores. Aún así, este descenso es insuficiente y perjudica a la economía familiar, más aún si se tiene en cuenta que esta enfermedad es hereditaria, por lo que es muy común que más de un miembro la padezca. La asociación exige a los políticos que tomen cartas en el asunto y anuncian además que el defensor del pueblo remitirá a las Cortes Generales y a las Administraciones competentes un estudio en el que se abordará esta problemática, e intentará buscar una solución.

Valora este artículo

4 votos
Etiquetas
Defensor del Pueblo
Comentarios