Ruth Sousa

Ourense con Aminetou

La jornada solidaria con el pueblo saharaui pasó de la alegría a la confusión por la situación de Haidar