Otras sentencias judiciales cuestionadas por el pueblo

Condenas como la de José Ortega Cano, Isabel Pantoja o el juez del caso Blesa causaron una gran controversia social


Los juicios de gran repercusión mediática como el del caso Nóos llevan consigo un fuerte debate social que protagoniza buena parte de las conversaciones cotidianas. Es otro juicio paralelo, el que los españoles hacen a raíz de lo que ocurre en los tribunales cuando quienes se sientan en el banquillo son personajes famosos o cargos de responsabilidad política o empresarial.

Una de las sentencias que fueron más cuestionadas por la sociedad española fue el ingreso en prisión de la cantante Isabel Pantoja por su implicación en el caso Malaya. Pero el debate no solo se ha generado ante los casos de corrupción, sino también ante algunos juicios por accidentes de tráfico, como los que condenaron al bailaor Farruquito o al torero José Ortega Cano.

1 María José Campanario


La mujer del torero Jesulín de Ubrique fue condenada en el juicio de la denominada operación Karlos, la trama de falsificación de bajas laborales desmantelada en la provincia de Cádiz por la Guardia Civil.

Campanario rechazó su culpabilidad, por lo que tuvo que sentarse en el banquillo y, finalmente, se le impuso una pena de un año y once meses de cárcel, la misma que a su madre. Ante la ausencia de antecedentes penales, ambas se libraron de ir a la cárcel.

2 Javier Gómez de Liaño


El que fuera magistrado de la Audiencia Nacional fue condenado a quince años de inhabilitación en 1999 por un delito de prevaricación continuada en el caso Sogecable.

Sin embargo, en diciembre del 2000 el Gobierno de Aznar le concedió el indulto, aunque sin la posibilidad de volver a la Audiencia.

3 Isabel Pantoja


La tonadillera fue condenada a dos años de prisión por blanqueo de capitales en el marco del caso Malaya. Entró en la cárcel el 21 de noviembre del 2014 y salió definitivamente en marzo del año pasado.

Isabel Pantoja se vio inmersa en la trama de corrupción a raíz de su relación sentimental con el exalcalde de Marbella Julián Muñoz. Este último ingresó en prisión en abril del 2013 y en la actualidad permanece a la espera de que le sea concedida la libertad provisional.

El ingreso en prisión de la tonadillera generó un fuerte debate social debido al gran número de seguidores de la artista y a los colectivos que reclamaban que la cantante entrara en la cárcel bajo una sentencia ejemplar.

4 Rafael Vera y José Barrionuevo

GALH

Rafael Vera y José Barrionuevo fueron secretario de Estado y ministro del Interior, respectivamente, durante el gobierno de Felipe González.

Ambos fueron condenados a diez años de prisión en 1998 por su participación en el secuestro del comerciante vasco-francés Segundo Marey en diciembre de 1983, una acción que fue reivindicada por los GAL.

Sin embargo, el gobierno de José María Aznar les concedió el indulto de dos tercios de su pena, además del tercer grado, en diciembre de ese mismo año.

5 José Ortega Cano


El torero fue condenado a dos años, seis meses y un día de prisión por un delito de homicidio imprudente y conducción temeraria en mayo del 2011.

Ortega Cano chocó con su vehículo contra otro, provocando la muerte del conductor, Carlos Parra. Según declaró la Guardia Civil, el diestro circulaba a 123 kilómetros por hora y el informe de toxicología reveló que triplicaba la tasa de alcohol en sangre permitida tres horas después del accidente.

Ingresó en prisión el 23 de abril del 2014. En junio del 2015 pudo salir de la cárcel tras haberle sido concedido el tercer grado.

6 Farruquito


El bailaor flamenco Juan Manuel Fernández Montoya Farruquito fue condenado por el atropello mortal de un peatón en un paso de cebra en el 2003, tras el que se dio a la fuga. Su hermano menor de edad se autoinculpó de los hechos.

En la primera sesión del juicio, Farruquito eludió declararse culpable de la muerte del peatón. «No sé si soy culpable o inocente, lo único que quería era huir del lugar», dijo a la jueza.

Pero Farruquito no ingresó en prisión hasta tres años después, en enero del 2007, cuando fue condenado a dos años de cárcel por homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad en el tráfico, y a un año más por omisión del deber de socorro.

Un año después de su ingreso en prisión le fue concedido el tercer grado y, en enero del 2009, la libertad condicional.

La salida de la cárcel del bailaor indignó a buena parte de los españoles, teniendo en cuenta que este conducía un coche sin seguro ni carné y que varios testigos declararon que conducía a gran velocidad.

7 El juez del caso Blesa


El magistrado Elpidio Silva, responsable de la investigación al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, fue condenado a 17 años y medio de inhabilitación por el Tribunal de Justicia de Madrid en el 2014.

Se le juzgó por un delito continuado de prevaricación mientras investigaba a Blesa. En concreto, por dos delitos contra la libertad individual en concurso con la citada prevaricación, uno por cada vez que ordenó encarcelar al expresidente de Caja Madrid.

El Tribunal Supremo confirmó la sentencia -por la que también fue condenado a pagar una multa de 6.300 euros y una indemnización de 10.000 al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, a quien también investigaba- y rechazó su recurso.

En el contexto de crisis económica y la salida a la luz de numerosos casos de corrupción, una parte de la sociedad española vio en la inhabilitación de Elpidio Silva una maniobra para librar a Blesa de sus cargos.

Finalmente, un juzgado madrileño archivó la causa contra Miguel Blesa por la compra del Banco de Florida cuando era presidente de Caja Madrid.

Comentarios

Otras sentencias judiciales cuestionadas por el pueblo