Moscú no pedirá a Al Asad que deje de bombardear Alepo

Catar solicita una reunión urgente de la Liga Árabe


Redacción

Moscú no presionará a Bachar al Asad para que deje de bombardear Alepo, porque es una batalla contra el terrorismo. En la ciudad dividida que se reparten las fuerzas del régimen y las milicias rebeldes se prepara el asalto final, mientras que la extensión del alto el fuego acordada el viernes deparó una jornada tranquila ayer para Latakia y Gouta.

El viceministro de Exteriores ruso, Gennadi Gatilov, declaró que no pedirán a Damasco que deje de bombardear la estratégica ciudad del norte sirio «porque es una batalla contra la amenaza terrorista», en referencia al Frente al Nusra y a las facciones asociadas al Estado Islámico, además de otras milicias rebeldes, que controlan parte de la ciudad. El apoyo ruso a Al Asad también explica que Alepo haya quedado excluido de la tregua iniciada ayer.

Así, mientras Latakia y Gouta vivieron desde la medianoche de ayer una jornada tranquila, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, en Alepo se contabilizaron al menos 22 muertos en 15 ataques aéreos, que provocaron además la huida de decenas de civiles. Rusia negó apoyar los bombardeos gubernamentales.

El Gobierno de Catar solicitó a la Liga Árabe una reunión urgente de los miembros permanentes «para analizar los acontecimientos de Alepo». El delegado catarí en la Liga, Saif ben Muqadam al Buainain, pidió que se discuta la «peligrosa escalada de la situación, en la que ciudadanos sirios fueron asesinados por fuerzas del régimen del país».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Moscú no pedirá a Al Asad que deje de bombardear Alepo