Portugal aprueba la gestación subrogada en casos de infertilidad femenina

Estará limitado a problemas vinculados con la ausencia o la disfunción del útero y no contempla que la madre de sustitución reciba ningún dinero

Manuel Santos, un español que consiguió, después de un largo proceso, que la justicia tailandesa le concediera a él y a su pareja la custodia de su hija subrogada
Manuel Santos, un español que consiguió, después de un largo proceso, que la justicia tailandesa le concediera a él y a su pareja la custodia de su hija subrogada

Lisboa

El Parlamento portugués aprobó el viernes por una estrecha mayoría una ley que autoriza la gestación subrogada, limitada a casos de infertilidad femenina vinculados principalmente a la ausencia o la disfunción del útero y sin que la madre de sustitución reciba ningún dinero.

La gestación subrogada será posible «de forma excepcional y gratuita» en caso de «ausencia de útero, lesión o enfermedad de este órgano que impida de forma absoluta y definitiva el embarazo» o «cuando la situación clínica lo justifique», según el texto adoptado por los diputados.

La proposición fue adoptada gracias a los votos del Bloque de izquierda, cercano a la formación griega Syriza y autor del texto; del Partido Socialista en el poder, de los Verdes y de 24 diputados del Partido Socialdemócrata (PSD, centro-derecha), principal partido de la oposición, del ex primer ministro Pedro Passos Coelho.

La técnica, conocida corrientemente como «vientre de alquiler», consiste en que una madre de sustitución geste a un niño para terceros.

Además, los diputados portugueses también ampliaron el viernes el derecho a las técnicas de reproducción asistida a las parejas homosexuales femeninas y a las mujeres solas, un recurso reservado hasta ahora para las parejas heterosexuales.

El Parlamento portugués, dominado por la izquierda desde las elecciones legislativas del 4 de octubre, también aprobó en febrero una ley que autoriza la adopción a las parejas homosexuales, hasta ese momento prohibida explícitamente en la ley que autorizaba el matrimonio entre personas del mismo sexo, de febrero de 2010.

Valora este artículo

0 votos

Portugal aprueba la gestación subrogada en casos de infertilidad femenina