Fernández Díaz: «A día de hoy la corrupción es un fenómeno muy limitado»

Efe MADRID

ACTUALIDAD

Kiko Huesca | EFE

El ministro del Interior considera que  las instituciones encargadas de combatirla «están funcionando con absoluta contundencia, eficacia e independencia»

16 may 2016 . Actualizado a las 17:32 h.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirma que los casos de corrupción que han aflorado en los últimos tiempos son del pasado y se muestra convencido de que en el futuro no se producirán tantos, porque, gracias a las medidas tomadas, a día de hoy la corrupción «es un fenómeno muy limitado».

El ministro, en una entrevista con Efe, subraya que, si bien la corrupción es algo «execrable», la parte positiva es que las instituciones encargadas de combatirla «están funcionando con absoluta contundencia, eficacia e independencia».

A su juicio, los jueces, los fiscales, la Policía, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria actúan con «extraordinaria eficacia» contra la corrupción y en la sociedad española hay «una sensibilidad que antes no existía».

«No tengo ninguna duda de que hay un antes y un después», recalca Fernández Díaz, quien insiste en que las medidas adoptadas, junto a las que se puedan adoptar en el futuro, «van a hacer que cada vez sea mas difícil caer en la tentación» de la corrupción.

Sostiene el responsable de Interior que los casos de corrupción que se han destapado en los últimos meses «no eran nuevos», sino que, aunque no se conocían, «eran del pasado».

En ese contexto, expone que, «por desgracia», la corrupción ha estado presente en España por un tiempo y ha afectado «con más intensidad a unos partidos que a otros por la sencilla razón de que algunos no tenían responsabilidades del gobierno», de modo que aunque algunos «tuvieran la tentación, no podían materializarla».

Pero subraya que se trata de casos «del pasado» y que «en un futuro no afloraran tantos porque a día de hoy es un fenómeno muy limitado, de un pasado que no va a volver a repetirse ni a aparecer».

Preguntado por su sentimiento ante casos concretos que afectan a excompañeros suyos en el Congreso, como Vicente Martínez Pujalte, denunciado por la Fiscalía por presuntos delitos de cohecho y falsedad, rehúsa «hacer juicios sobre nadie», sea compañero o no -«que de todo hay en la viña del señor»-, y apela al derecho a la presunción de inocencia, «una conquista democrática».