Críticas a la decisión de los partidos secesionistas de recibir a Otegi en el Parlamento catalán

No será recibido por Carles Puigdemont, un hecho que deja entrever que no todo el independentismo participa del elogio


barcelona / colpisa

El independentismo catalán agasajará este miércoles a Arnaldo Otegi en la primera visita que hará a Barcelona desde su salida de prisión hace dos meses y medio. Invitado por la CUP para que participe en un encuentro con los grupos de la comisión parlamentaria de acción exterior, Otegi será recibido por la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, se reunirá con Junts pel Sí y la CUP, y pronunciará una conferencia.

Un acto, organizado por la entidad secesionista Ciemen (Centro Internacional Escarré por las Minorías Étnicas y las Naciones) y por la Campaña internacional Free Otegi Free them All y en el que, bajo el título de Tiempo de paz, vientos de libertad. La solidaridad es la ternura de los pueblos, el secesionismo catalán homenajeará a Otegi, que respalda sin matices el proceso soberanista catalán.

Quien no lo recibirá es el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, lo que deja entrever que no todo el independentismo participa del elogio casi reverencial que hacen dirigentes como David Fernández, Joan Tardà o Lluís Llach, que han tratado de erigir a Otegi en un referente de la libertad y las luchas de las naciones sin estado.

En pleno proceso de secesión de Cataluña, el independentismo catalán más radical pone al líder de EH Bildu, condenado a seis años de prisión por intentar reconstruir a la ilegalizada Batasuna bajo las órdenes de ETA, como ejemplo de la escasa cultura democrática que a su juicio hay en España y como el caso que hace inevitable la vía unilateral.

Rechazo

La presencia del dirigente independentista vasco ha generado una agria polémica en Cataluña, como ya ocurrió con su reciente visita a la Eurocámara. Ciudadanos, PSC y PP no asistirán al encuentro de Otegi con los grupos la comisión de exteriores, presidida por la convergente Marta Pascal, y desde el PP y la formación naranja reclamaron a Forcadell que suspenda su recepción con el secretario general de Sortu, que así es como justificó la audiencia la presidenta de la Cámara. «Otegi ha sido condenado por un delito de pertenencia a ETA y nunca se ha arrepentido», señalaron en Ciudadanos. «No es nuestro referente y no queremos participar en la pretendida equiparación con Mandela de su figura», expresaron desde el PSC. Desde el PP afirmaron que la presencia de Otegi es una «ignominia» para la Cámara catalana y por ello «contraprogramarán» la visita con una reunión en la Cámara con la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco.

La Generalitat descarta adelantar las elecciones por desavenencias internas

«No se contempla ningún escenario de elecciones anticipadas» afirmó ayer la portavoz de la Generalitat, Neus Monté, quien dijo que, a pesar de las desavenencias entre Convergencia, Esquerra Republicana y la CUP, la legislatura durará los 18 meses previstos. Sobre si aprobar el Presupuesto podría debilitar al Ejecutivo autonómico y cuestionar este mandato de 18 meses, Munté aseguró que el Gobierno catalán solo contempla que las cuentas salgan adelante: «No nos planteamos otros escenarios que no sean la aprobación del Presupuesto».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Críticas a la decisión de los partidos secesionistas de recibir a Otegi en el Parlamento catalán