El 71 % de lo que gastó Nóos en los foros lo encargó a sus propias empresas

Varios peritos explican que el Instituto no podía firmar convenios de colaboración con las administraciones, sino contratos de servicios o de consultoría, y sin embargo lo hizo


El 71 % de los gastos justificados por el Instituto Nóos para organizar los Illes Balears Forum de 2005 y 2006, por los que cobró mas de 2 millones de la administración balear, los facturaron empresas vinculadas con la asociación sin ánimo de lucro de Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

Uno de los peritos que comparecen hoy ante el tribunal de juzga el caso Nóos ha explicado que analizó 826 documentos presentados por el Instituto Nóos para justificar los gastos de organizar los foros y los costes «eran muy inferiores a los ingresos percibidos; además había justificantes no contabilizados e inconsistencias con lo declarado a la Agencia Tributaria».

El especialista ha señalado también que la suma de todos los gastos no alcanzaba la cifra de ingresos que percibió el Instituto Nóos y ha destacado que muchos tenían un concepto indeterminado, otros costes se correspondían a los Valencia Summit y no a los eventos de Baleares y «la mayor parte de las justificaciones de gastos eran de empresas relacionadas con los administradores».

Que el 71 % de los gastos del Instituto Nóos fueran facturas de empresas que tienen relación con los administradores implica que Nóos no necesitaba contratar «servicios externos» para organizar los foros porque los encargaba a «empresas propias», ha argumentado el perito.

Por otra parte, varios de los peritos que han comparecido hoy ante el tribunal han asegurado que el Instituto Nóos no podía firmar convenios de colaboración con las administraciones, sino contratos de servicios o de consultoría, sin embargo lo hizo con instituciones públicas de Valencia y Baleares.

Hoy comparecen ante el tribunal de la sección segunda de la Audiencia de Palma los primeros seis del medio centenar de peritos que está previsto que declaren ante la sala.

Tres altos responsables de la Intervención General del Estado han coincidido en que para organizar las tres cumbres Valencia Summit y los dos Illes Balears Fórum, por los que cobró en total unos 6 millones de euros, la asociación que presidieron Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres tendría que haber suscrito contratos de asistencia técnica o de servicios.

Uno de los peritos ha asegurado que «el convenio de colaboración no tenía ninguna razón de ser porque existen contratos administrativos que regulan perfectamente el tipo de relación que se pretendía sostener». Una parte del debate entre los peritos que han comparecido hoy se ha centrado en la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau, que cofinanció los congresos de la capital levantina, es una entidad pública o privada y por tanto si debe estar sujeta a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El 71 % de lo que gastó Nóos en los foros lo encargó a sus propias empresas