El comité europeo de Alcoa estudia denunciarla por incumplir la legislación que obliga a abrir consultas antes de vender fábricas

La compañía continúa sin desvelar sus planes para el futuro de las factorías


Redacción / La Voz

El comité europeo de Alcoa recurrirá a sus asesores para saber si el silencio de la multinacional sobre sus planes para las tres plantas españolas de aluminio primario pueden infringir la normativa europea que rige estas operaciones empresariales. Así lo explicó José Luis Combarro, portavoz de UGT en la fábrica mariñana de Alcoa San Cibrao, y miembro del denominado euroforum. «Alcoa dice que no está incumpliendo esa normativa que obliga a que, si hay una venta o cierre que afecte a más de un país la empresa tiene que abrir un período de consultas con el comité europeo, y después hay un plazo de 15 días para que el comité emita un informe», señaló.

Entienden que «si se venden las plantas españolas esto puede afectar a las plantas de otros países, como Noruega», teniendo en cuenta que desde la planta de alúmina, en A Mariña, se surte a las plantas de aluminio primario. Si el asunto tuviera que abordarse por la vía judicial, se le aplicarían las leyes holandesas, ya que originalmente la sede de Alcoa estaba en los Países Bajos.

Alcoa sigue escudándose en la confidencialidad para evitar desvelar su planes. «Alcoa dice que a día de hoy no tienen ninguna decisión adoptada para las plantas españolas, y que no hay fecha para dar información con detalle, pero nosotros creemos que la situación está más adelantada que un mero análisis», añadió el sindicalista.

La multinacional busca comprador o inversor para las fábricas de aluminio primario de A Coruña, San Cibrao y Avilés, con 2.000 operarios, y para ello ha contratado al banco de inversión Goldman Sachs.

El presidente de Alcoa en España, Rubén Bartolomé, se reúne estos días con los comités de las tres plantas. Ayer fue con el de San Cibrao, pero la información que facilitó a los sindicalistas no se sale del guion oficial. Hoy está previsto un encuentro con los de A Coruña y mañana, con los de Avilés.

Los sindicalistas están indignados con la actitud de la empresa. Para Juan Carlos López Corbacho, presidente del comité coruñés, el mutismo es una «falta de respeto tremenda» con la plantilla. Coincide con él José Manuel de la Uz, de Avilés, quien lanzó un llamamiento a la dirección para que «deje de jugar con los trabajadores» y hable claro sobre la operación.

Además, los comités de San Cibrao y A Coruña pedirán hoy al conselleiro de Industria, Francisco Conde, que «tutele» el proceso para garantizar el futuro de las fábricas y el mantenimiento del empleo. Durante la reunión, que se celebrará en Santiago, los representantes sindicales le trasladarán la preocupación de la plantilla por la operación y también tratarán de averiguar si Conde puede tranquilizarlos. Alcoa informó a la Xunta y al Principado de sus intenciones.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El comité europeo de Alcoa estudia denunciarla por incumplir la legislación que obliga a abrir consultas antes de vender fábricas