Pedro Sánchez trata de capear las críticas internas a su propuesta sobre Cataluña

Castilla-La Mancha y Andalucía se quejan, mientras Errejón alaba la postura del candidato socialista

Pedro Sánchez, con su mujer en la feria del libro de Madrid
Pedro Sánchez, con su mujer en la feria del libro de Madrid

Agencias / La Voz

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes a los barones de su partido que su propuesta de pacto con Cataluña que reconozca la singularidad de esta autonomía respeta la Declaración de Granada que los socialistas firmaron en julio del 2013 y sienta las bases de una reforma federal de la Constitución. Intenta el candidato a la presidencia capear las críticas internas en el seno de su partido a la propuesta para intentar solucionar el conflicto con Cataluña.

En respuesta al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien ha dicho que confía en que esta propuesta «no se pase por el arco del triunfo la Declaración de Granada», Sánchez ha subrayado que en este texto «se reconoce la singularidad de Cataluña», como los derechos históricos de otras comunidades.

Para el líder socialista, el conflicto catalán es «un problema» que hay que resolver y que «entre el rupturismo y el inmovilismo hay que buscar una solución constitucional» como es la que él propone. De hecho, ha asegurado que establecer una relación «bilateral» entre el Estado y Cataluña también está contemplado en la Declaración de Granada.

Además de la queja de García-Paje, también se ha manifestado la Junta de Andalucía, quien defiende la igualdad entre las comunidades autónomas y rechaza cualquier «privilegio» de un territorio «frente a otros», según ha destacado el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez.

Vázquez ha contestado así en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo andaluz a una pregunta sobre la propuesta del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de favorecer un pacto político con Cataluña que «reconozca su singularidad». «Rechazamos los privilegios de un territorio frente a los otros y todo lo que no sea una negociación multilateral es un retroceso del 28-F», fecha que conmemora el acceso de Andalucía a la autonomía plena, ha dicho Vázquez.

El portavoz del gobierno andaluz ha añadido que «lo que une» a los socialistas en relación a la estructura territorial de España es el denominado Acuerdo de Granada que, en su opinión, rechaza la implantación de privilegios de una comunidad autónoma respecto a las demás. «Desde Andalucía siempre defenderemos el 28 y una España donde se defiendan las singularidades, pero donde los ciudadanos tengan los mismos derechos y los mismos servicios», ha apostillado. 

El aplauso de Errejón

Por su parte, el secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha aplaudido la propuesta de Pedro Sánchez de ofrecer un «pacto político» a Cataluña para reconocer su singularidad, un avance que, aunque «lento», evidencia, a su juicio, que los socialistas se van «acercando» a las posturas defendidas por el partido morado de encontrar un encaje territorial para esa comunidad dentro de España «si así lo decide su ciudadanía». «El tiempo nos va dando la razón», ha enfatizado.

«Es una buena noticia», ha dicho Errejón en los pasillos del Congreso, máxime después de que la última propuesta que el PSOE había puesto encima de la mesa en este sentido fuera la de trasladar el Senado a Barcelona, una iniciativa que «despertó una oleada de entusiasmo popular sin límites», ha ironizado.

Según ha dicho, que ahora el partido de Pedro Sánchez quiera reconocer la singularidad de Cataluña supone un «acercamiento» a los postulados de Podemos, que cree que Cataluña es una «nación» que puede tener «encaje» en España «si así lo deciden» los catalanes. En su opinión, hay que tener capacidad «no sólo de decir no o de amenazar ante los tribunales, sino proponer para seducir».

Comentarios

Pedro Sánchez trata de capear las críticas internas a su propuesta sobre Cataluña