La Fiscalía mantiene 19 años y medio de cárcel para Urdangarin por no mostrar arrepentimiento

Las seis acusaciones definen hoy los delitos de los que acusan a cada procesado y las penas que solicitan al tribunal que les impongan

;
La infanta Cristina vuelve al banquillo de los acusados Este viernes se procede a la lectura de petición de penas por parte de las acusaciones y la fiscalía

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach mantiene su petición de 19 años y medio de cárcel para Iñaki Urdangarin, y de 16 y medio para su exsocio, Diego Torres, por urdir y liderar una trama empresarial con la que lograron apoderarse de hasta 6,2 millones de euros de las Administraciones públicas eludiendo los requisitos exigidos por las normas de contratación pública.

Según han informado fuentes jurídicas, el representante del Ministerio Público ha decidido no modificar su solicitud después de que ninguno de los dos acusados haya mostrado arrepentimiento ni haya devuelto la cantidad supuestamente defraudada. El fiscal dará a conocer esta mañana estas conclusiones en presencia de los 17 acusados que se sientan en el banquillo y que este viernes estarán de nuevo presentes en la sala.

Según Horrach, Urdangarin y Torres pusieron en marcha una estructura hueca de contenido real y urdieron «una maraña de facturación ficticia» para hacerse con el dinero público. Y para ello utilizaron el Instituto Nóos, al que manejaron «a su antojo» junto a otras mercantiles de su propiedad para que «operasen al servicio de sus intereses comerciales».

Un requisito indispensable para que el fiscal pudiera rebajar la pena a ambos acusados pasaba por que hicieran frente a una solicitud de 6,2 millones de euros en responsabilidades civiles a raíz de los fondos presuntamente defraudados en Baleares (2,6 millones de euros), Comunidad Valenciana (3,5 millones) y Madrid (114.000 euros).

El fiscal mantiene las mismas penas para todos los acusados excepto para la exconsejera delegada de Madrid 16 Mercedes Coghen y para los exaltos cargos de Baleares acusados, para quienes rebaja su petición: el expresidente del Govern Jaume Matas; el exdirector general de Deportes del Govern balear, José Luis 'Pepote' Ballester; el exgerente de la fundación pública Illesport Gonzalo Bernal; el exgerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Juan Carlos Alía, y el exasesor jurídico de esta empresa Miquel Àngel Bonet.

Mientras tanto, la Fiscalía reclama dos años de cárcel para la mujer de Torres por un delito de blanqueo de capitales, y otros dos años para el hermano de ésta y excontable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro.

Las empresas del entramado

El fiscal subraya cómo para defraudar a las instituciones públicas tanto Urdangarin como Torres fijaban precios totalmente desproporcionados por los servicios que prestaban a la Administración y posteriormente simulaban trabajos ficticios a mercantiles del entramado. Fondos que acababan así en manos de empresas controladas por los dos imputados.

Se trata de Nóos Consultoría Estratégica, Aizoon, Virtual Strategies S.L., Shiriaimasu, Intuit Strategy Innovat y De Goes Center For Stakeholder Management, mercantiles de las que eran propietarios y administradores y que, junto al propio Instituto Nóos, han centrado el foco de atención de las investigaciones.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

La infanta Cristina y su marido han llegado a las 10.39 a la sede de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) de Palma para asistir a la presentación de las conclusiones del juicio del caso Nóos.

El juicio alcanza hoy su quincuagésimo quinta sesión, en la que vana a presentar las conclusiones las seis acusaciones, que formularán la calificación jurídica de los hechos que se han juzgado y definirán los delitos de los que acusan a cada procesado y las penas que solicitan al tribunal que les impongan.

La infanta Cristina está acusada como cooperadora en dos presuntos delitos fiscales de su marido sólo por parte de Manos Limpias, que ejerce la acusación popular y antes de que se celebrase el juicio solicitó para ella una condena de 8 años de prisión. Urdangarin está acusado de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, dos delitos contra Hacienda y blanqueo y afronta peticiones de condena que oscilan de los 3 años y 6 meses que pide para él la Abogacía del Estado a los 19 años y 6 meses que reclama la Fiscalía y los 26 años y 6 meses que solicita para él Manos Limpias.

El juicio ante la sección primera de la Audiencia de Palma comenzó el pasado 11 de enero con las cuestiones previas y se reanudó el 9 de febrero con las declaraciones de los acusados.

El tribunal permitió que los acusados pudieran renunciar a estar presentes en la sala durante la celebración del resto de la práctica de la prueba, una vez finalizaron el 3 de marzo las declaraciones de los 17, incluida la infanta que fue la última en comparecer, hasta que llegaran las conclusiones, que empiezan hoy.

Con las conclusiones de las acusaciones, el juicio entra en su recta final. El martes 14, los acusados volverán a estar presentes para las conclusiones de las defensas. Los días posteriores, a partir del 15, todas las partes expondrán sus informes. Cuando acaben se celebrará el trámite de última palabra de los acusados y el juicio quedará visto para sentencia, en una fecha que dependerá del tiempo que se prolonguen los informes pero que en cualquier caso será antes del 30 de junio. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Fiscalía mantiene 19 años y medio de cárcel para Urdangarin por no mostrar arrepentimiento