Directivos de La Caixa y el Sabadell denunciaron ante la Policía la extorsión de Pineda en el caso Nóos

Uno de los testigos asegura que el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, nunca le «pidió nada»


El director general de la Fundación La Caixa, Jaume Giró, y el director de la asesoría jurídica del Sabadell, Gonzalo Barettino, han ratificado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que acudieron a la Policía Nacional el pasado marzo tras la presión del presidente de Ausbanc, Luis Pineda, quien se entrometió en el caso Nóos, en el que la Infanta Cristina es investigada con la única acusación de Manos Limpias, según informaron fuentes jurídicas.

Los directivos han declarado en calidad de testigos ante el magistrado en el marco de la causa en la que se investiga la presunta extorsión ejercida por el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, a cambio de no interponer acciones judiciales o difundir noticias negativas.

Giró ha explicado que mantuvo varios encuentros desde julio de 2015 con Bernad, quien nunca le «pidió nada» para retirar la acusación contra Cristina de Borbón como cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales que habría cometido su marido, Iñaki Urdangarin, a través de la empresa Aizoón.

En un momento dado, Bernad sacó a relucir de forma sutil el caso de la Infanta, poco después, intervino Pineda y, tras sentir su presión, decidió denunciar este hecho ante la Policía Nacional el pasado 29 de marzo. En cuanto a los convenios publicitarios firmados con Ausbanc, Giró ha respondido que los pagaron voluntariamente.

Borrador de desestimiento

Desde el Sabadell, Barettino ha expuesto que actuó como intermediario entre uno de los abogados de la hermana del Rey Felipe VI, Miquel Roca, y Pineda, quien propuso un pago de tres millones de euros para que Manos Limpias cubriera las «costas y gastos» del caso Nóos.

Barettino ha indicado que tuvo conocimiento de un borrador de desestimiento, con el que Manos Limpias retiraría la acusación contra la Infanta, y que desconoce qué abogado firmaría el documento.

Pedraz ha comenzado este lunes la ronda de testificales, que continuará el martes con los testimonios del abogado Miquel Roca y quienes fueran directores de comunicación del BBVA Javier Ayuso e Ignacio Moliner.

El miércoles, será el turno del ex director general de Comunicación de Caja Madrid Juan Astorqui; del expresidente de Credit Services Francisco Javier López Pérez; del expresidente de Novagalicia José María Castellano; y del portavoz de FACUA, Rubén Sánchez.

El día siguiente, comparecerán en calidad de testigos los directivos de Catalunya Banc Joan Rafols Llach y Ramón Luis García Torre; así como el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

La relación entre Bernad y Pineda comenzó a raíz de una causa abierta contra Blesa en un juzgado de Madrid por la compra del Banco de Florida, que finalmente fue archivada. Pedraz concluirá el viernes los interrogatorios con quien fuera abogada de Manos Limpias Montserrat Suárez.

Pedraz sospecha que otro de los casos en los que Bernad colaboró con Pineda fue en el caso de los 'ERE', en el que este último pactó con Unicaja la declaración judicial que debía prestar el presidente de la entidad, Braulio Medel, para dar credibilidad a la retirada de la acusación a cambio de un millón de euros.

El instructor investiga si el grupo Ausbanc llevó a cabo prácticas «cuanto menos intimidatorias» contra las entidades financieras para que le pagasen «cuantiosas» aportaciones económicas -encubiertas como pagos por publicidad, estudios de mercado o patrocinios de jornadas- a cambio de no dirigir contra ellas «campañas de desprestigio» o acciones judiciales.

Ausbanc, que llegó a recaudar 38,9 millones de euros de las entidades financieras, recibió también subvenciones públicas y cuotas de socios, que eran «meros convidados de piedra» y con los que, aprovechando su confianza, presionaban para aparentar ser una «asociación de consumidores potente y poder acceder» a las ayudas públicas.

Los investigadores, que creen que las prácticas de Pineda se extendieron a países como en Reino Unido, Colombia, Venezuela y EEUU, han detectado presiones en los casos de Nóos, Sabadell, Unicaja en los 'ERE' y Facua.

Comentarios

Directivos de La Caixa y el Sabadell denunciaron ante la Policía la extorsión de Pineda en el caso Nóos