La defensa de la infanta pide su absolución para que nadie pueda dudar de su inocencia

La Voz AGENCIAS / LA VOZ

ACTUALIDAD

CATI CLADERA | EFE

Señala que Cristina de Borbón «se limitaba a rubricar sin pedir explicaciones» y considera que ha quedado acreditada «de forma arrolladora» su tesis exculpatoria. El tribunal podría dictar sentencia a partir de finales de año

22 jun 2016 . Actualizado a las 14:35 h.

Pau Molins, uno de los abogados que representa a la infanta Cristina, ha pedido al tribunal la «merecida absolución de doña Cristina de Borbón» y que «reestablezca por fin la Justicia para que nadie pueda dudar en el futuro de su inocencia». Minutos antes de que el juicio quedara visto para sentencia, el abogado ha pedido a las juezas una sentencia absolutoria que transmita a la sociedad el mensaje contundente de que la Justicia «se aplica en condiciones de igualdad para todos, sin favorecer pero tampoco sin perjudicar a nadie por razón de su linaje, de su estatus social o de lo que se diga en los juicios paralelos». 

Durante la exposición de su informe final, su abogado aseguró que su patrocinada, como socia de la mercantil Aizoon, «se limitaba a rubricar muy ocasionalmente aquello que se le solicitaba», desvinculándola de la gestión diaria de la empresa que comparte junto a su marido, Iñaki Urdangarin, al que señala como «único administrador de hecho y derecho» en la sociedad.

El letrado, que ha tomado la palabra pasadas las 11.15 horas, ha subrayado que durante el juicio del caso Nóos, que finaliza este miércoles, ha quedado acreditada «de forma arrolladora» la tesis exculpatoria de la defensa de la exduquesa de Palma, para quien pide su libre absolución.

Molins ha iniciado su intervención aseverando que, después de que la letrada que representa al «autodenominado sindicato de funcionarios públicos» Manos Limpias dedicase «una hora y 35 minutos hablando de la infanta, no puedo dejar de contestar ni una sola de las graves acusaciones contra Cristina de Borbón».

El abogado ha recordado que Aizoon fue constituida en el 2003 por iniciativa de Urdangarin, quien propuso a la Infanta que constara como socia. El objeto: la prestación de servicios de consultoría y asesoramiento así como la compraventa de bienes inmuebles.

CATI CLADERA | EFE

Molins ha subrayado así que «no es cierto» que la mercantil fuese constituida únicamente para canalizar los ingresos profesionales de Urdangarin, negando que fuese una empresa pantalla sin actividad real. «Urdangarin era el único administrador de hecho y de derecho, tenía el dominio absoluto y exclusivo y dejó completamente al margen su esposa» y la infanta confiaba «por delegación» en su marido y «para nada participaba en su gestión».

Ha negado que fuera una sociedad pantalla, como alega Manos Limpias, y ha recordado que en el 2007 Aizoon ingresó 30.576 euros por esa segunda actividad inmobiliaria y 27.330 euros en el 2008, y ha recordado que la Agencia Tributaria ha considerado legítimos todos los gastos de la compañía que tuvieron relación con los arrendamientos. «No es cierto que se constituyese exclusivamente para canalizar los ingresos de Urdangarin y que fuera una sociedad pantalla sin actividad real», ha recalcado.

Atribuyen a Urdangarin los gastos y contratos de Aizoon

La defensa de la infanta Cristina ha atribuido a Iñaki Urdangarin todos los gastos con fondos de Aizoon, incluidos los de la tarjeta a nombre de su esposa, y los contratos de empleados domésticos por parte de la empresa común. El abogado de la exduquesa de Palma ha subrayado que la decena de compras con la tarjeta a nombre de Cristina de Borbón por escasos importes en un lapso de 7 años no fueron realizadas por la hermana del rey.