España ofrece un régimen de cosoberanía para Gibraltar

Margallo precisa la propuesta, basada en que los llanitos mantengan la nacionalidad británica y en un estatuto fiscal propio. El ministro principal gibraltareño, Fabian Picardo, dice que el Peñón «nunca será español, ni en parte ni en su totalidad


El Gobierno español ha concretado este viernes su oferta de cosoberanía para Gibraltar, con un estatuto personal para que los gibraltareños mantengan la nacionalidad británica si así lo quieren y un estatuto fiscal propio, ha detallado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

En declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, García-Margallo ha señalado que la aplicación de la fórmula de cosoberanía para Gibraltar con estas condiciones es una opción que cabe ya en la redacción actual de la Constitución española, y ha citado en concreto el artículo 144 que prevé la autonomía para territorios no integrados en la organización provincial.

El jefe de la diplomacia también ha subrayado que España, desde el primer momento, debe exigir en la UE que no se incluya a Gibraltar en las negociaciones con Reino Unido para concretar la desconexión y su futura relación con la UE, sino que esta cuestión debe abordarse exclusivamente de forma bilateral entre España y Reino Unido.

Por otra parte, García-Margallo ha considerado que la salida de Reino Unido de la UE no tiene por qué afectar «mucho» a los españoles que trabajan en ese país y ha rechazado frontalmente hacer ningún tipo de paralelismo entre el futuro de Escocia -que se plantea volver a celebrar un referéndum de autodeterminación para dejar Reino Unido e integrarse en la UE- y Cataluña.

El ministro ha subrayado que no son casos comparables porque, al contrario de lo que sucede con Escocia, en España la Constitución no permite la independencia unilateral de Cataluña, por lo que esa independencia nunca sería reconocida por Naciones Unidas, y tampoco por la UE.

García-Margallo también ha defendido que, tras la salida de Reino Unido de la UE, que no será automática, la UE ha de dar un «salto adelante» hacia los Estados Unidos de Europa, con la constitución de una unión bancaria y un gobierno económico del euro «de verdad».

La respuesta oficial del Peñón

El ministro principal gibraltareño, Fabian Picardo, ha dicho en su primera comparecencia tras el «brexit» que Gibraltar «nunca será español, ni en parte ni en su totalidad».

En su intervención en el Parlamento de Gibraltar, se ha mostrado «convencido» de que a pesar de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) «no habrá conversaciones sobre la soberanía» del Peñón.

Del mismo modo, y a pesar de que Gibraltar mostró desde un primer momento su apoyo a continuar en la UE, «nunca pagará el precio de la soberanía a cambio de entrar en ningún mercado».

Picardo también ha querido subrayar que «los trabajadores transfronterizos seguirán siendo acogidos en Gibraltar» y que «no se les va a obstaculizar en el futuro».

Durante su discurso ha anunciado que mantendrá encuentros con el Grupo Transfronterizo, así como con políticos de la comarca del Campo de Gibraltar, con la asociación de empresas de juegos de apuestas y con el Consejo Financiero gibraltareño.

El ministro principal ha centrado gran parte de su intervención en el aspecto económico, subrayando que «los cimientos de nuestra economía son más sólidos que nunca» y que «la prioridad» ahora es «trabajar en un modelo económico sostenible».

Considera que «el mensaje claro de Gibraltar» con respecto al «brexit» ha sido escuchado en el Reino Unido, a pesar de que la contribución gibraltareña a la votación «no cambió el resultado», pero «votamos unidos a través de Gibraltar». 

Comentarios

España ofrece un régimen de cosoberanía para Gibraltar