«Se mantienen firmes pero no podemos permitir que la huelga de hambre dure mucho»

Decenas de personas asisten en Pola de Gordón a la concentración de apoyo a los cuatro mineros encerrados en el pozo Aurelio


Pola de Gordón

Decenas de personas participaron en Pola de Gordón (León) en la concentración de apoyo a los cuatro mineros encerrados desde el pasado 13 de junio en el pozo Aurelio de Santa Lucía, mineros que a última hora del martes se declaraban en huelga de hambre. Aunque el médico advertía a sus compañeros de que «no se pueden permitir que sea de muchos días más», el presidente del comité de empresa señalaba que ellos se mantenían «firmes en su postura y con fuerzas». Con dicha movilización, los manifestantes quisieron reforzar la reivindicación de Daniel Garguño, Álvaro Rodríguez, Sócrates Fernández y Elías Ortega, que piden un cierre ordenado de esta explotación de la Hullera Vasco Leonesa y evitar, así, que el próximo 31 de julio se extingan los contratos de los 200 trabajadores de interior, cierre definitivo al que estará abocado el pozo Aurelio si el Ministerio de Industria no da luz verde a las ayudas aprobadas desde la Comisión Europea.

A la concentración, que tuvo lugar en la plaza de la iglesia de Pola de Gordón, asistieron familiares, amigos y compañeros de los cuatro mineros encerrados, pero la movilización también contó con el apoyo de la Mujeres del Carbón. Incluso una delegación de este movimiento partió desde Asturias para apoyar a los encerrados y reivindicar una alternativa para las cuencas mineras, como rezaba una de las pancartas que portaban los manifestantes. Éstos no dudaron en realizar un corte de carretera simbólico con el lema ¡Salvemos la mina!, y uno de los momentos más emotivos de la movilización fue cuando todos los asistentes entonaron el «Santa Bárbara Bendita», himno de los mineros.

Un día más, el encargado de sacar noticias de Sócrates, Elías, Daniel y Álvaro del interior del pozo Aurelio al exterior fue el presidente del comité de empresa, Julio Gómez, quien tras las primeras horas de huelga de hambre, tras 17 días de encierro, manifestó que «de momento (se mantienen) firmes en su postura y con fuerzas». El médico que cada día entra en el pozo Aurelio para controlar el estado de salud de los cuatro mineros trasladaba ayer a sus compañeros respecto a la huelga de hambre que, en principio, «sin problema». No obstante, Gómez apostilló que el médico también les había advertido tras la visita de ayer que «no podemos permitir que la huelga de hambre sea de muchos días más». Y es que el presidente del Comité de Empresa ya trasladaba antes de que comenzaran la huelga de hambre que los cuatro mineros encerrados empezaban a acusar el encierro y que tenían incomodidades derivadas del cansancio y de estar en un lugar «con mucha humedad». Además, lo más preocupante para Julio Gómez «es el tema psicológico».

Comentarios

«Se mantienen firmes pero no podemos permitir que la huelga de hambre dure mucho»