Alberto Garzón ataca en un libro al sector moderado de Podemos: «La estrategia populista se ha agotado»

La obra salió a la luz tan solo cuatro días antes de que participaran juntos en el mitin de campaña en A Coruña


La Voz

El pasado domingo 19 de junio, a punto de encarar la recta final de campaña, Alberto Garzón e Iñigo Errejón se abrazaban sobre el escenario dispuesto por Unidos Podemos en unos céntricos jardines de A Coruña. Vitoreados por los tres mil simpatizantes que acudieron al mitin, el número dos de Podemos y el coordinador federal de Izquierda Unida mostraban una imagen de unión con unas sonrisas sincronizadas «contra el discurso del miedo». Sin embargo, ese buen entendimiento que se trató de escenificar bajo las palmeras de Méndez Núñez parece que en realidad no era tal.

Antes de sellar el acuerdo entre las dos formaciones, un acuerdo del que Pablo Iglesias fue el gran impulsor, Errejón ya mostró sus recelos, advirtiendo que el pacto con los comunistas complicaba el discurso de la transversalidad, de que en Podemos tiene sitio todo el mundo, y que por lo tanto podría asustar a algunos de los electores más moderados. Las dudas de Errejón sobre la conveniencia de pactar con IU, mostradas en público, no gustaron a Pablo Iglesias. Tampoco sentaron bien a Alberto Garzón, que además de aguantar las críticas de algunos militantes de peso de Izquierda Unida, que advirtieron de que la unión significaría el final de la histórica formación, que acabaría fagocitada por Podemos, también tenía que escuchar dudas de un sector de sus nuevos compañeros de viaje. Por ello, tan solo tres días antes de esos abrazos con Errejón en A Coruña, que se repetirían durante toda la campaña, Garzón mandaba un claro mensaje al errejonismo mediante el libro Conversación con Alberto Garzón. Boceto de un futuro posible, de Miguel Roig, presentado el 15 de junio en Madrid en un acto en el que intervino el propio dirigente del PCE.

En sus páginas, Garzón defiende que la unión con Podemos debe mantenerse más allá de las elecciones, (algo también cuestionado por el número dos de Podemos) y critica directamente la hoja de ruta propuesta por Errejón para Podemos, la de la transversalidad: «La estrategia populista se ha agotado». Según recoge el diario madrileño El País, Garzón lamenta que esta visión «deriva en la moderación ideológica». El coordinador federal de IU también critica la falta de contenido en muchos de los discursos de Podemos, envases vacíos «etéreos y ambiguos», una simple herramienta para ganar las elecciones.

«El discurso de Pedro Sánchez en la investidura fue un discurso que yo estoy convencido que hubiera firmado Íñigo Errejón, es más, es el que le hubiera gustado a Íñigo Errejón que hubiera leído Pablo Iglesias: 'hablar de patria, hablar de pueblo, hablar de cambio, de significantes vacíos que en realidad los puede comprar casi todo el mundo, que caen bien a la gente, que le suenan bien a la gente'», dice Garzón en la obra de Roig.

Un millón de votos menos 

El director de campaña de Unidos Podemos, Íñigo Errejon, admitió el mismo domingo electoral que los resultados de las elecciones «no son buenos» (se dejaron algo más de un millón de papeletas respecto al 20D) ni para la coalición ni para España, y ha reconocido que tampoco eran los que esperaban.

«Solo faltó Beiras»

En el mitin de Unidos Podemos en A Coruña del 19 de junio no participó Pablo Iglesias, que tan solo hizo acto de presencia en tres actos durante los 15 días de campaña, reservando sus fuerzas para atender a los medios de comunicación. Además de Errejón y Garzón, sí estuvieron presentes en el acto Mónica Oltra, de Compromís, el alcalde de la ciudad herculina Xulio Ferreiro, de Marea Atlántica, y varios de los líderes de En Marea, como Gómez-Reino, Carmen Santos o Yolanda Díaz. «Solo faltó Beiras, que a la misma hora estaba en Salceda de Caselas, en el otro extremo de Galicia», recoge la crónica de La Voz de aquella jornada.

Comentarios

Alberto Garzón ataca en un libro al sector moderado de Podemos: «La estrategia populista se ha agotado»