Rajoy se hace con el control del Congreso gracias a Ciudadanos y ayuda nacionalista

Cinco diputados de CDC respaldaron el reparto de la Mesa que habían pactado el PP y Ciudadanos

La nueva presidenta del Congreso, Ana Pastor, conversa con el portavoz del PNV, Aitor Esteban y el diputado Pedro Azpiazu
La nueva presidenta del Congreso, Ana Pastor, conversa con el portavoz del PNV, Aitor Esteban y el diputado Pedro Azpiazu

Madrid / La Voz

Mariano Rajoy dio ayer el primer paso de un ambicioso plan que pasa por convertirse en presidente del Gobierno y controlar el Congreso de los Diputados pese a contar solo con 137 votos de los 350 que conforman la Cámara. El acuerdo que cerró personalmente con Albert Rivera, y la decisión de los nacionalistas de abstenerse y no apoyar al socialista Patxi López, permitieron que Ana Pastor fuera elegida presidenta del Congreso con los 169 votos del PP y de Ciudadanos, frente a los 155 cosechados por el candidato socialista, al que finalmente apoyó también Podemos. Populares y naranjas se aseguran así el control del Congreso al tener mayoría en la Mesa, con cinco de los nueve miembros, tres del PP y dos de Ciudadanos, frente a dos del PSOE y otros dos de Podemos.

La abstención de los nacionalistas e independentistas en la votación de la presidencia de la Cámara no fue una sorpresa, dado que ya habían anunciado que no apoyarían al candidato socialista, pero sí lo fue el hecho de que diez diputados nacionalistas, al menos cinco de CDC, según diversas fuentes, votaran a favor de la candidata del PP para la vicepresidenta tercera del Congreso, Rosa Romero, lo que permitió su elección. Aunque CDC no reconoció haberlo hecho y el PNV lo negó tajantemente, PSOE y Podemos dan por hecho que esos sufragios anónimos proceden de esos grupos, lo que sugiere algún tipo de acuerdo con el PP.

Ciudadanos niega haber pactado

Esas sospechas se acrecientan por el hecho de que CDC necesita el apoyo del PP para formar grupo parlamentario en el Congreso, ya que no cumple los requisitos necesarios en lo que afecta al número de diputados y al porcentaje mínimo en cada circunscripción, y de que los populares permitieran ayer mismo que el PNV ocupara uno de los puestos en la Mesa del Senado, en donde el PP dispone de mayoría absoluta.

Ciudadanos se apresuró a aclarar que ellos no han pactado nada con los independentistas y que su candidato a la vicepresidencia primera, Ignacio Prendes, fue elegido para ese cargo con sus 32 votos y otros 64 cedidos por el PP, como estaba pactado, para alcanzar un total de 96

La elección de Ana Pastor, una de las más estrechas colaboradoras del líder del PP, le asegura también a Rajoy el control de todo el proceso de investidura, de manera que podrá manejar los plazos y el formato que más le convengan para llevarla a cabo, en caso de que termine presentándose. Aunque en Ciudadanos niegan cualquier relación entre el pacto para formar la mesa y las negociaciones para la investidura, en el PP consideran que lo ocurrido ayer es el primer paso para que los de Albert Rivera acaben moviéndose de la abstención, en la que están situados hoy, a un voto afirmativo. Aun así, al líder del PP le seguirían faltando siete votos para la mayoría absoluta, por lo que, incluso en el caso de que sumara los síes de Coalición Canaria y del PNV, su elección dependería de que el PSOE se abstenga o de que lo haga algún grupo independentista, como CDC.

Ana Pastor apela al diálogo y al consenso en una legislatura que espera fructífera

Inmediatamente después de ser elegida, Ana Pastor comenzó a dar muestras del talante dialogante con el que tiene intención de desempeñar su nuevo cargo durante una legislatura llena de «retos», según ella misma reconoció, y que espera «próspera y fructífera» a pesar de que «no estará exenta de obstáculos». «Necesitamos más que nunca estabilidad, más que nunca consenso y más que nunca diálogo, y en esta Mesa tendrán la máxima disposición», afirmó la nueva presidenta del Congreso durante su primer discurso. La cabeza de cartel del PPdeG por Pontevedra explicó que el Parlamento debe ser «expresión de unidad en torno a valores compartidos», entre los que incluyó la igualdad, la libertad, la justicia social y la defensa del Estado de derecho, pero tiene que poder conjugar esa unidad y esos valores con la «pluralidad política» surgida de las pasadas elecciones generales.

Primer despacho con el rey

En sus primeras declaraciones a la prensa, consideró un «honor» que Rajoy la eligiera para el cargo, agradeció los votos a favor de su candidatura que han permitido su elección, aunque aseguró que será la presidenta de todos, y prometió tener «la puerta abierta permanentemente», a todos los grupos. Tras su designación como nueva presidenta del Congreso, el rey citó a Ana Pastor para hoy en la Zarzuela a las once de la mañana para que le informe oficialmente de la constitución del nuevo Congreso y de la composición de la Mesa de la Cámara.

Pastor dará también hoy en su cita con el monarca los primeros pasos de cara a la investidura, entregando a don Felipe la lista con los nombres que los partidos políticos con representación parlamentaria han elegido para participar en la ronda de consultas con el jefe del Estado para decidir a quién propone para que intente formar Gobierno.

Celia Villalobos, fuera de la Mesa del Parlamento en la que estuvo durante 13 años

Los acuerdos alcanzados con Ciudadanos para repartirse los cargos en la Mesa del Congreso obligaron a Mariano Rajoy a dejar fuera de este órgano a la exministra Celia Villalobos, que llevaba trece años formando parte del mismo, en la última legislatura como vicepresidenta primera. Sí estarán, sin embargo, las diputadas populares Rosa Romero y Alicia Sánchez-Camacho. Villalobos, que pasará a ocupar un puesto en la dirección del Grupo Popular, aseguró que no se siente desplazada «en absoluto» por haber perdido el puesto en la Mesa. «Yo practico la generosidad y el compañerismo», señaló al ser preguntada. Admitió que para que el PP se asegurase la presidencia del Congreso a través del pacto con Ciudadanos una de las tres «tenía que irse» y dijo entender que haya sido ella, dado el largo período de tiempo que lleva en la dirección del Congreso. «Insisto en que nadie ha durado tanto y dar paso a otras compañeras que ya son miembros de la Mesa y que ya conocen el trabajo de la Mesa me parece razonable». «Yo siempre, en mi partido, he estado donde se me ha pedido», concluyó.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rajoy se hace con el control del Congreso gracias a Ciudadanos y ayuda nacionalista