Quince años con la familia Alcántara

La serie de TVE ha permitido a los españoles revivir y conocer la historia del país


madrid / efe

 Cuéntame cómo pasó llegó a nuestros hogares en el 2001 y a través de los integrantes de la familia Alcántara y de diecisiete temporadas, los españoles han revivido, o descubierto, más de tres lustros de la historia reciente del país.

La serie más longeva y premiada de la historia de la televisión vio la luz en TVE, que la emite en La 1, aunque su éxito llevó a Antena 3 a pujar por ella ante la productora, Ganga, por lo que el ente público reaccionó esta semana ejerciendo su derecho de tanteo para garantizarse al menos las dos próximas temporadas.

Las peripecias de los Alcántara conservan la fidelidad de la audiencia desde hace quince años, y su secreto, según apunta Begonya Enguix, antropóloga y profesora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), es la mezcla de cotidianeidad y nostalgia. «Es una serie en la que el público se identifica con sus personajes: no son demasiado ricos ni demasiado pobres, tienen nuestros mismos problemas. Uno la va siguiendo como reflejo en la ficción de la propia trayectoria vital», apunta.

Esa «cotidianeidad microhistórica», en la que los grandes acontecimientos se llevan a las experiencias personales de los personajes, funciona en la audiencia porque «el contexto es cercano», señala Enguix.

También el hecho de que la serie evolucione en tiempo real, tanto históricamente como en los intérpretes, que se van haciendo mayores, favorece la identificación del espectador. Carlitos, por ejemplo, ha pasado de niño travieso a joven que regenta su propio bar de copas mientras a sus padres les aparecen las arrugas.

Otra clave es la nostalgia, «algo que todos acabamos padeciendo en algún momento de nuestra vida». Cuéntame enseña a la gente joven cómo vivían sus padres y sus abuelos, pero a los mayores «les remueve la nostalgia por formas de pensar, de vestir y productos que han vivido pero que ya solo se ven allí», explica Enguix.

El relato costumbrista de Cuéntame cómo pasó arrancó en 1968, cuando se compraban los primeros televisores y España vivía aún sumida en el franquismo, y ha avanzado por el momento hasta 1984, recorriendo capítulos fundamentales gracias a las imágenes de archivo de TVE y a los Alcántara, una familia de clase media que se muda a la capital.

Su éxito, que ha dejado frases como el «¡Me cago en la leche, Merche!» de Antonio, se ha extendido también fuera de España.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Quince años con la familia Alcántara