Endesa retoma el control del negocio renovable en España por 1.200 millones

La eléctrica recupera unos activos que se quedó la italiana Enel hace seis años


redacción / la voz

Hace siete años que Endesa no es española, desde que la eléctrica estatal italiana Enel tomó el control en el 2009. Una de sus primeras decisiones, en el 2010, fue segregar los activos renovables para agruparlos con los suyos en una nueva compañía: Enel Green Power. El poder de la filial española quedó repartido de modo que el 60 % lo controlaba Enel y el 40 %, Endesa.

Ahora, seis años después, la compañía presidida por Borja Prado recupera el 100 % de ese negocio. ¿Cómo? Comprándole a la italiana su 60 % a cambio de 1.207 millones.

La operación se produce pocos meses después de que Enel decidiese hacer desaparecer la división de renovables para integrarla en el grupo matriz.

Todas estas idas y venidas han desembocado en una operación para recuperar de nuevo todos los activos verdes que un día pertenecieron solo a Endesa. La compañía comunicó ayer la compra a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a la que también informó de que el acuerdo había sido adoptado por el consejo de administración. La transacción se financiará con deuda y caja disponible.

La nueva Endesa Renovables (Enel Green Power España desaparecerá finalmente) gestionará una cartera de 1.704 megavatios, la cuarta más abultada de España, tras las de Iberdrola, Acciona y EDP. En su mayoría son parques eólicos, aunque también hay plantas hidráulicas, solares y de biomasa.

En Galicia, Endesa Renovables será la tercera operadora de parques eólicos (solo por detrás de Iberdrola y Acciona), con 17 instalaciones de 161, con una potencia instalada de 446,18 megavatios, el 14 % de los 3.328 totales. La compañía presidida por Borja Prado también posee en Galicia dos centrales minihidráulicas (de 22,67 megavatios) y una planta fotovoltaica (de 0,02). 

Más variedad de tecnologías

En su comunicado a la CNMV, Endesa avanza que esta operación para volver a controlar el 100 % del negocio renovable en España supone reforzar su apuesta por el mercado ibérico de generación incorporando a su mix de producción una «cartera atractiva» de activos verdes. La eléctrica solo opera en España y Portugal después de haberle vendido a Enel sus activos en Latinoamérica por 8.250 millones a finales del 2014. En Galicia, posee dos centrales (una de carbón y otra de gas), ambas en As Pontes.

Fuentes de la empresa destacaron que se abren, además, nuevas oportunidades para invertir en el negocio y apostar por la construcción de nuevas instalaciones con tecnologías verdes.

El mercado de las renovables lleva tres años inmerso en un parón como consecuencia de la reforma energética que varió las condiciones económicas de explotación de las instalaciones (se recortaron las primas y en el caso de los parques eólicos anteriores al 2004 se suprimieron). Sin embargo, el negocio puede empezar a moverse de nuevo y las compañías quieren estar preparadas para ello. 

El beneficio cae en el semestre

Endesa anunció la operación al mismo tiempo que daba cuenta de sus resultados semestrales. La sociedad obtuvo un beneficio neto de 796 millones, un 7,9 % menos que durante el mismo período del año anterior, debido a la caída de los precios de la energía en el mercado (por la abundancia de renovables).

Pese a esto, el consejero delegado de la eléctrica, José Bogas, que durante años trabajó en As Pontes, destacó «la buena posición de Endesa, por la estrategia en el negocio liberalizado, cuyo margen crece un 8 %; y por la integración de las renovables en el negocio de la compañía».

El negocio en Galicia

17 parques eólicos 

Suman una potencia de 446,18 megavatios. Es la tercera empresa que más potencia eólica gestiona en Galicia.

2 minihidráulicas 

Con una potencia de 22,67 megavatios. El negocio hidráulico en Galicia está controlado por Gas Natural Fenosa y por Iberdrola.

1 fotovoltaica 

De 0,02 megavatios. 

Comentarios

Endesa retoma el control del negocio renovable en España por 1.200 millones