Un normando habitual en matanzas del EI inspiró al asesino del cura galo

Francia moviliza a más de veinte mil reservistas para mejorar la seguridad


REDACCIÓN / LA VOZ

Mientras Francia aprobaba la movilización de veinte mil reservistas del ejército en todo el país para restaurar la sensación de seguridad de los ciudadanos, avanza la investigación sobre el móvil que llevó a Adel Kermiche, de 19 años, y a su cómplice, de identidad aún no facilitada, a degollar a un cura en el altar de una iglesia de Saint Etienne du Rouvray.

La policía prefiere silenciar el caso para intentar desarticular cualquier posible célula durmiente relacionada con el primer ataque en suelo europeo contra un objetivo católico. Pero ayer se supo que Kermiche, el mediano de tres hermanos de una familia de origen argelino, mal estudiante y obsesionado con enrolarse en el Ejército Islámico en Siria, tenía como inspirador a uno de los verdugos de esta organización. Según CNN, la policía habría descubierto que el agente radicalizador del asesino del octogenario cura Jacques Hamel es Maxime Hauchard, un francés natural de Normandía, criado en el catolicismo, pero que se radicalizó en una escuela coránica de Mauritania. Hauchard no es un cualquiera en el universo yihadista. Su cara es la de uno de los 18 miembros de la organización terrorista que protagonizaron uno de los vídeos más terribles de la misma: el asesinato simultáneo de 18 soldados sirios que fueron degollados.

El terrorista normando salió de su anonimato otra vez hace escasas semanas para poner su voz a un vídeo en el que el EI amenazaba con cometer atentados durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pocas semanas antes de que una docena de sospechosos fueran detenidos en diez estados del país sudamericano.

Maxime Hauchard ya estaba monitorizado por los servicios de inteligencia franceses. A él se vincula un grupo de cuatro simpatizantes del EI que hacían apología yihadista en las redes sociales que fueron detenidos en el cercano pueblo de Saint Pierre les Elbeuf. La policía no descarta que el segundo de los asesinos del cura de Saint Etienne du Rouvray sea miembro de ese mismo círculo. Y por eso se mantiene el silencio sobre su identidad, para buscar cualquier posible vínculo que permita desarticular todo su entramado de apoyo al Estado Islámico.

El único detenido por ahora es un menor de 17 años, de origen magrebí y con un hermano desplazado a Siria para combatir con los terroristas. La policía también lo vincula con Hauchard.

Paz religiosa

Mientras avanza la investigación, el presidente francés Francois Hollande, se reunió con los líderes de las distintas religiones para transmitirles su deseo de mantener la unidad de acción y la calma social. Tras el encuentro el líder de la comunidad musulmana de Francia - la más grande de Europa- y rector de la Gran Mezquita de París, Dalil Boubakeur, pidió reforzar la seguridad en los lugares de culto.

El arzobispo de París, monseñor Vingt-Trois, pidió por su parte a los creyentes «no dejarse arrastrar en el juego político» del EI y el presidente de la Federación Protestante de Francia (FPF), el pastor François Clavairoly, estimó que vigilar cada lugar de culto en Francia es algo totalmente «inconcebible e inviable». Unas 700 sinagogas y más de 1.000 de las 2.500 mezquitas de Francia tienen protección militar. Los expertos consideran ilusorio aplicar ese nivel de seguridad a las 45.000 iglesias católicas, 4.000 templos protestantes, 2.600 evangélicos y 150 lugares de culto ortodoxo.

Mientras, dos canales de televisión y una agencia de noticias acordaron ayer no volver a dar imágenes de terroristas islamistas. Y una televisión no facilitará siquiera sus identidades.

Un coche bomba mata a 56 personas en territorio kurdo

Al menos 56 personas murieron y más de 160 resultaron heridas en un atentado reivindicado por la milicia terrorista Estado Islámico (EI) contra la zona controlada por las fuerzas kurdas en el pueblo de Qamishli, en el noreste de Siria, informó Dpa. La cifra podría aumentar porque muchas personas siguen atrapadas bajo los escombros y porque hay muchos heridos en condición crítica, según confirmaron distintas fuentes médicas en la zona.

La localidad está divida entre las fuerzas kurdas y las del Ejército sirio, que en abril acordaron un alto el fuego tras fuertes combates por su control. Un vehículo bomba explotó junto a un edificio de justicia y contra el de las fuerzas de seguridad internas kurdas en la localidad que se encuentra en la provincia de Al Hasaka, muy cerca de la frontera con Turquía.

El conflicto armado en Siria causó otros 27 muertos por bombardeos y el disparo de cohetes en zonas bajo control opositor de la periferia de Damasco y en la provincia de Alepo, en el norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

De esos fallecidos, al menos dieciocho perdieron la vida, entre ellos cuatro menores y mujeres, por ataques aéreos y el lanzamiento de proyectiles de artillería por parte de las fuerzas gubernamentales contra barrios del este de la ciudad de Alepo, en manos de facciones rebeldes.

El Ejército sirio confirmó en un comunicado el cerco total a los distritos orientales de Alepo, tras el corte de todas las vías de suministros tras bloquear la localidad de Manbech.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Un normando habitual en matanzas del EI inspiró al asesino del cura galo