Polémica por la asistencia de la infanta Elena a los toros con su hija, de 15 años

La plataforma Mallorca Sense Sang critica que la hermana del rey incumpla la ley balear que impide el acceso de menores a los festejos taurinos

La infanta Elena y sus hijos se van a los toros en Palma de Mallorca Críticas a la hermana del rey por acudir con Victoria Federica, que es menor de edad

Palma de Mallorca

Mallorca Sense Sang ha censurado que la Infanta Elena acudiera a una corrida de toros celebrada este jueves en Palma con su hija menor de edad Victoria Federica, y ha considerado que, con esto, la Infanta «se burló de la ley que prohíbe la entrada de menores a los festejos taurinos en Baleares».

Según critica la plataforma en un comunicado, «ni la Familia Real» es «capaz de respetar las leyes». En este sentido, el portavoz de Mallorca Sense Sang, Guillermo Amengual, asegura que «la Infanta Elena dio la espalda a la ley y permitió que su hija entrase a presenciar el festejo de la plaza de toros de Palma estando totalmente prohibido».

Amengual añade que «es una imagen bochornosa y que demuestra una vez más que la justicia no es igual para todos» pero admite que «no le sorprende» esta situación porque «en la Familia Real hay una larga tradición de defender el maltrato animal y la tortura y muerte por diversión».

Entrada de menores en las plazas

El portavoz de Mallorca Sense Sang también critica que «las autoridades se queden de brazos cruzados ante la avalancha de incumplimientos de leyes por parte de los taurinos, como la entrada de menores, la publicidad ilegal, el incumplimiento del reglamento taurino y de la normativa de edificios catalogados como patrimonio».

Amengual ha lamentado que «en una semana se han celebrado en Palma dos corridas de toros con la misma incidencia, la entrada de menores a la plaza», ha pedido a la Delegación de Gobierno que sancione a los padres y ha exigido al Ayuntamiento de Palma que ponga la máxima sanción posible al empresario.

Además, Amengual considera que «es incomprensible que, teniendo las herramientas para poder haber evitado las corridas de toros en Palma, no se hayan querido aplicar» y dice que «es la temporada taurina de la ilegalidad, de la vergüenza, de la burla a las autoridades y a las leyes y todo gracias a la falta de voluntad del Parlament, que tras diez meses no ha sido capaz de aprobar una ley que ha prometido una y otra vez».

Ilegalidades en Inca 

Por otro lado, Mallorca Sense Sang también ha denunciado la existencia de ilegalidades en la corrida de toros del pasado domingo en la plaza de toros de Inca.

Según Mallorca Sense Sang, «a la ya más que frecuente entrada de menores a presenciar el festejo taurino se sumó el maltrato animal a los caballos que participaban en dicho festejo al ser golpeados delante de los activistas que estaban protestando por parte de su propietario y la llegada al coso mallorquín de los toreros dentro de un maletero del vehículo que los acompañaba».

En este sentido, Amengual sostiene que «ya no es sorprendente nada de lo que está pasando este año en la isla porque los taurinos viven al margen de la ley y así lo demuestran festejo tras festejo» y concluye que «solo queda esperar que los políticos cumplan de una vez sus promesas y prohíban estos sádicos espectáculos que avergüenzan cada día más a la mayoría de mallorquines».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Polémica por la asistencia de la infanta Elena a los toros con su hija, de 15 años