El PSOE, dispuesto al debate interno, pero rechaza «indultar» a Rajoy

Antonio Hernando cree que los socialistas van a seguir unidos en el no al líder del PP


Almería

«Al Partido Socialista nadie le va a quebrar». De esta forma, Antonio Hernando, hombre de la máxima confianza de Pedro Sánchez, advertía el viernes de que el PSOE no va cambiar de opinión y mantendrá contra viento y marea su no a Mariano Rajoy, al que no está dispuesto a indultar con su abstención, dijo. El portavoz en el Congreso tuvo que comparecer después de que de que José Luis Rodríguez Zapatero reclamara un debate interno en el partido sobre la investidura y de que el PP alentara -primero Pablo Casado y después Javier Maroto- una rebelión en las filas socialistas contra el secretario general al reclamar directamente a los barones que defiendan la abstención en el comité federal.

Insultos de «compañeros»

El presidente aragonés, Javier Lambán, se sumó a esta petición del expresidente del Gobierno, a la que añadió un toque de dramatismo que da idea de la división que existe en el partido, ya que dijo que había recibido insultos de «compañeros» por defender la necesidad de ese debate. Ningún otro barón quiso mojarse. El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se alineó con Zapatero en que no se deben repetir elecciones, pero no fue más allá. El de Asturias, Javier Fernández, se limitó a decir que volver a las urnas provocaría «un roto en la evolución de España».

Hernando advirtió al PP de que «pierda toda esperanza», porque el PSOE ya fijó posición en el comité federal y no va a modificarla. Aunque cada vez más voces relevantes, como Felipe González, Guillermo Fernández Vara o José Bono, se han declarado partidarios de la abstención, señaló que los socialistas van a seguir «unidos en el no a Rajoy». El mismo viernes, el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra abogó por una abstención de todos los partidos, como «un acto colectivo de responsabilidad» que desbloquee la situación, pero «sin dar carta blanca a Rajoy», que en el Gobierno debería negociar con la oposición.

Hernando afirmó tajantemente que los 85 diputados con que cuentan los socialistas «no van a indultar la corrupción de Rajoy con su voto o abstención», sino que defenderán «la autonomía política del PSOE, le pese a quien le pese y cueste el trabajo que cueste». Sobre el debate interno que han reclamado públicamente Zapatero y Lambán, el portavoz socialista adujo que «en el último comité federal se estuvo debatiendo durante siete horas», pero «si es necesario más debate porque alguien ha cambiado de opinión, habrá más debate, pero no creo que ningún dirigente del PSOE vaya a cambiar de opinión, porque ninguno va a querer indultar a Rajoy con su voto o abstención»..

Errejón promete flexibilidad si Rajoy fracasa

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, reconoció en el Congreso que no tienen intención de hacer nada para promover un acuerdo con el PSOE, porque, dijo, es el tiempo de Rajoy. Pero señaló que si el líder del PP fracasa en su intento, Podemos estaría obligado a ser flexible y a «entenderse con fuerzas políticas que a lo mejor no quieren ir tan lejos», en una aparente rectificación de la actitud que mantuvo en la pasada legislatura y que hizo fracasar la investidura de Pedro Sánchez. foto Moya EFE

Comentarios

El PSOE, dispuesto al debate interno, pero rechaza «indultar» a Rajoy