El otro maratón de Usain Bolt

El atleta, con novia desde hace tres años, se enfrenta al escándalo por la filtración de varias fotos íntimas de él con distintas mujeres en la celebración de sus triunfos en Río


Usain Bolt tenía muchas razones para entregarse a la fiesta. Además de conseguir tres oros en los Juegos Olímpicos de Río, el deportista cumplía 30 años, por lo que el pasado sábado no dudó en dirigirse a una discoteca brasileña para bailar y celebrar sus increíbles éxitos deportivos. Lo que no sabía, sin embargo, era que su festejo se haría rápidamente viral, ni que generaría un enorme alboroto por las tres mujeres con las que se le descubrió aquella noche

La primera de ellas fue una joven que se encontraba en el mismo local que él, el All in de Río de Janeiro. En un vídeo difundido en redes, se puede ver cómo el corredor baila sensualmente con la muchacha al ritmo de Work, la popular canción de Rihanna. Más tarde, a esta chica la siguió una segunda, a la que en esta ocasión el deportista besa apasionadamente en unas instantáneas realizadas en la fiesta. 

Pero ni una ni la otra. La más polémica ha sido la tercera mujer, Jady Duarte, una estudiante de 20 años que inmortalizó en varias fotografías su encuentro íntimo con Bolt, y a la que también conoció en la discoteca. La joven, que aseguró no saber que se trataba de un atleta famoso, ha resultado ser, además, la viuda de Douglas Donato Pereira, un jefe del narcotráfico que dominaba el negocio de las drogas en una favela de Río. En las imágenes del encuentro, filtradas después de que Duarte se las enviara a su grupo de amigas por Whatsapp, se puede ver a ambos tendidos en una cama mientras el corredor, con el torso desnudo, besa a la brasileña.

Además de por la relación de Duarte con el mundo del narcotráfico, la abundante compañía femenina que Bolt tuvo en su noche de fiesta es especialmente polémica por Kasi Bennett, la chica con la que el atleta lleva saliendo tres años. Conocida popularmente como «la Kim Kardashian jamaicana», la joven afirmó en un tuit ya borrado que le hubiera gustado «que no se hubiera descubierto», y suprimió su cuenta tras el escándolo durante unas horas. La noticia de la infidelidad del deportista llegaba para Bennett, probablemente, en un momento bastante inesperado ya que, en declaraciones para The Sun, la hermana del corredor, Christine Bolt-Hylton, había asegurado que la pareja se comprometería «cuando él volviera a casa».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El otro maratón de Usain Bolt