Las «nuevas manos» del «hombre árbol» de Bangladesh

Igor G. Barbero EFE

ACTUALIDAD

Igor G. Barbero | EFE

Abul Bajandar lleva más de seis meses ingresado y se ha sometido a más de una decena de operaciones. Por el momento aún no puede cerrarlas completamente y en las las palmas hay aún una capa de verrugas, pero ha mejorado mucho

26 ago 2016 . Actualizado a las 16:41 h.

Todavía no las puede cerrar completamente y en las palmas hay aún una capa de verrugas, pero el conocido como «hombre árbol» de Bangladesh está feliz con sus nuevas manos, libres tras un rosario de operaciones, mientras encara un proceso de retoques estéticos y piensa en un futuro como persona normal.

«Me siento genial, todavía no puedo caminar por las recientes operaciones y tengo que ejercitar cada día mis manos para adquirir mayor movilidad, pero tenerlas libres es algo estupendo», explicó a Efe Abul Bajandar, de 27 años, en la habitación del Hospital Universitario de Dacca donde está ingresado desde enero.

El joven Bajandar, oriundo de una aldea en la provincia sureña de Khulna, asomó a principios de año a las portadas de medio mundo tras conocerse que tenía una extraña enfermedad, epidermodisplasia verruciforme, con la que había desarrollado pesadas verrugas con forma de corteza de árbol en manos y pies. «Poco a poco vuelvo a recordar las sensaciones que tenía antes de que a los 15 años mis manos empezaran a llenarse de verrugas. ¡He sufrido tanto! Había gente que me evitaba y tuve siempre muchos dolores. Echaba de menos todo. Desde comer por mi cuenta a jugar con mi hija, abrazarla. Esas cosas que todo padre quiere hacer con sus hijos», dijo.