Albiol advierte a los secesionistas que el Estado puede intervenir la autonomía si convocan el referendo

El coordinador general del PP catalán amenaza con la aplicación del artículo 155 de la Constitución


Redacción / La Voz

Los dirigentes de la CUP presionan al presidente catalán para que se comprometa a convocar un referendo de independencia el junio del próximo año. Es el precio por su apoyo a Carles Puigdemont en la cuestión de confianza del 28 de septiembre. Mientras en Junts pel Sí se lo piensa, el coordinador general del PP catalán, Xavier García Albiol, les advierte a todos que el Gobierno está en condiciones de aplicar el artículo 155 de la Constitución, que le permitiría intervenir la autonomía catalana recuperando determinadas competencias para evitar así que la Generalitat pueda convocar un referendo ilegal.

En declaraciones a Europa Press, el líder del PP catalán advierte que el Estado debe utilizar «cualquier instrumento a su alcance para garantizar que nadie sigue adelante con un proceso de ruptura de la sociedad catalana ni se utilizan las instituciones catalanas para este fin». Y es que los secesionistas están dispuestos a incluir en los presupuestos catalanes para el próximo año una partida que permita financiar toda la infraestructura necesaria para la celebración del referendo independentista.

El asunto se resolverá en los próximos días, en los que el presidente catalán se sentará a negociar con la CUP las condiciones del apoyo que necesita para ganar la cuestión de confianza a que se someterá el 28 de septiembre. Una fecha clave. Si los antisistema dan la espalda a Puigdemont, el presidente catalán se verá obligado a dejar el cargo y probablemente no haya otra opción que acudir a unas nuevas elecciones en las que, si se confirmaran las tendencias apuntadas en las últimas consultas, los independentistas podrían retroceder y alejarse aún más de la mayoría necesaria para proseguir con su desafío al Estado.

Para dar su apoyo a Puigdemont, la CUP exige un compromiso firme de convocar un referendo secesionista en junio del próximo año con vistas a proclamar la independencia en agosto. Pero no quiere comprometerse con los presupuestos. Sin embargo, en Junts pel Sí pretenden ligar ambas cosas y, para solventar el escollo, se ofrecen a incluir una partida para financiar el referendo. Es el caramelo con el que intentar atraerse a la CUP.

Respuesta proporcional

El popular García Albiol, en línea con lo anunciado el día anterior por Ciudadanos, advirtió ayer en sus declaraciones a Europa Press que su partido impugnará los presupuestos sin incluyen esa partida. «El Estado no permitirá que se utilice la infraestructura actuando de la manera que corresponda, siempre llevando a cabo la acción más proporcional posible». Y entre los instrumentos posibles se encuentra el artículo 155 de la Constitución, que, recuerda Albiol, «no significa la suspensión necesaria de la autonomía de Cataluña, sino la capacidad del Estado de recuperar determinadas competencias» para evitar el referendo o cualquier iniciativa de este tipo. Albiol ridiculiza la cuestión de confianza, que considera «una escenificación pactada» entre la CUP y Junts pel Sí. «La cuestión de confianza -argumenta- es un episodio más del vodevil organizado por los independentistas para seguir teniendo un relato y engañando a una parte de la sociedad catalana», a la que prometen algo imposible.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Albiol advierte a los secesionistas que el Estado puede intervenir la autonomía si convocan el referendo