El Gobierno aviva la polémica al atrincherarse en la defensa de Soria

Ciudadanos manifiesta su desconfianza y señala como responsable directo a Rajoy

;
Rajoy y Guindos defienden la candidatura de Soria al Banco Mundial Luis De Guindos, ministro de Economía en funciones, ha asegurado que en las próximas semanas dará en el Congreso todas las explicaciones que hagan falta. Señala que Soria está cualificado profesionalmente para el puesto.
Colpisa
Madrid

Con la convicción de que las polémicas únicamente sirven para llenar las hemerotecas, Mariano Rajoy y su ministro de Economía, Luis de Guindos, quisieron ayer zanjar el capítulo José Manuel Soria. El presidente del Gobierno en funciones no solo defendió que el extitular de Industria ocupe un alto cargo en el Banco Mundial en representación de España, sino que instó a reflexionar sobre la «injusticia» de condenar a quien abandonó la política tras aparecer en los papeles de Panamá por su involucración en paraísos fiscales. «¿Qué se va a hacer? ¿Se le echa de España?», dijo el líder del PP molesto por lo que, dice, son meros intentos de causar revuelo.

Rajoy opina que la propuesta de Soria es una decisión administrativa. «¿Si un funcionario no puede ser funcionario, esto qué es?», señaló ayer en una conversación informal con periodistas en una escala en la ciudad rusa de Kazán, según informa Efe.

La elección del exministro para el puesto de director ejecutivo en el organismo internacional se dirimió, recuerdan desde la Moncloa, en la comisión de evaluación que depende del departamento de Economía. Pero, según Luis de Guindos, ni él como responsable del ministerio ni en última instancia el presidente del Gobierno tienen voz y voto sobre el asunto. «No es un nombramiento político», subrayó en rueda de prensa desde la ciudad china de Hangzhou. «Se trata de un puesto administrativo, sería ilegal negárselo. No está imputado ni inhabilitado», matizó Guindos, recoge Efe.

Comparecencia sin fecha

El ministro de economía y el presidente en funciones recalcaron que Soria no ha perdido su condición de funcionario público. Con todo, ante una polémica a la que ayer se sumaron más voces críticas, De Guindos concretará los detalles en el Congreso en una comparecencia, pero que aún está sin fecha.

Tanto el PSOE como Unidos Podemos registraron el sábado en la Cámara baja su reclamación de explicaciones, una solicitud a la que se sumará Ciudadanos. El secretario general de su Grupo Parlamentario, Miguel Gutiérrez, señaló que la propuesta de Soria para el Banco Mundial, más que lastrar su confianza en el PP, la justifica. «No es que hayamos perdido la confianza, es que ya lo dijimos desde hace tiempo. Nosotros no nos fiamos y la prueba de que no nos fiamos es esta, lo que pasó el viernes», advirtió ayer Gutiérrez a los medios en Madrid, y subrayó: «Este es un nombramiento que no tiene ningún sentido, que abunda en lo que decíamos: que el PP con este caso lo único que hacen es ahondar en la opinión que la gente tiene de que los políticos tradicionales y los viejos partidos han estado toda la vida inmersos en estas puertas giratorias».

El objetivo de Mariano Rajoy pasaría por mantener vivo el acuerdo con Ciudadanos al menos hasta las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre.

Dentro del PP aún suenan los recelos. El presidente del Partido Popular de Burgos, César Rico, calificó ayer de «inapropiada» la designación del exministro Soria, del que dijo que «no es la persona adecuada» para el puesto.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Gobierno aviva la polémica al atrincherarse en la defensa de Soria