«Velvet» pone fin a la trama principal pero «no echa el cerrojo definitivo»

Los creadores de la serie no descartan un «spin-off» protagonizado por algunos de los personajes secundarios


Velvet, el melodrama romántico de Antena 3 ambientado ahora en los años 60, cerrará «por todo lo alto» la historia de amor de Ana (Paula Echevarría) y Alberto (Miguel Ángel Silvestre), pero «no echará el cierre definitivo» a pesar de que esta cuarta entrega ha sido anunciada como la temporada final.

La directora de contenidos de Atresmedia, Sonia Martínez, y la productora ejecutiva, Teresa Fernández-Valdés, han hecho hincapié en que los once capítulos que se emitirán a partir de octubre ponen el «broche de oro» a la trama principal y que ello supone «el final del Velvet que se ha conocido hasta ahora». «Se cerrará un ciclo» y el espectador que ha seguido las tres temporadas anteriores «verá recompensada su fidelidad» con un «final por todo lo alto», planificado desde el principio para no «estirar el chicle» de «un buen producto». No se trata por tanto de una clausura apresurada motivada por una bajada de audiencia.

En la nueva entrega de Velvet reaparece Alberto Márquez -el heredero de las Galerías Velvet-, cinco años después de su supuesta muerte en un accidente de avión. En este tiempo Ana Ribera se ha convertido en una gran diseñadora europea y es madre de un niño llamado Alberto, como su padre. El regreso a la serie de Miguel Ángel Silvestre permitirá «resolver el amor imposible» de la pareja «y hacerlo posible», con lo que la serie «tiene que acabar», han explicado ambas responsables televisivas.

No obstante han dejado la puerta abierta a su continuidad, que podría concretarse en un spin-off (una nueva ficción basada en uno de los personajes de la seira), aunque no hay nada definitivo. «Será la audiencia quien decida», ha resumido Fernández-Valdés. 

En todo caso la presentación de la cuarta temporada de la serie, que se ha celebrado este mediodía en el Festival de Televisión de Vitoria (FesTVal), ha desprendido un aroma a despedida con las actrices principales con lágrimas en los ojos y con José Sacristán amenazando con una demanda de sus abogados por el «deterioro emocional» que le produce el fin de la serie.

Paula Echevarría ha prometido que ésta será la mejor temporada de Velvet tanto por el ritmo, como por los sucesos y los cambios en los personajes, a los que el salto temporal les ha cambiado al darles «otros puntos de vista». «Esta temporada no tiene desperdicio por ninguna parte» ha dicho la actriz asturiana, y ha añadido: «¡Qué bonito es que si algo termina, lo haga en lo mejor!».

El resto de actores presentes en la presentación, Marta Hazas, Cecilia Freire y Diego Martín, han coincidido en transmitir su «pena» por el fin de la serie, aunque han valorado que el cierre de la historia sea «muy digno». La cuarta -y en principio última- temporada de Velvet (Bambú Producciones), «viene súper caliente, con muchos giros y sorpresas» y arranca con el regreso a Madrid tras varios años de viajes incesantes de Ana, que se marca el propósito de popularizar la moda. Su proyecto no será bien visto por el joven italiano que dirige las galerías desde la aparente muerte de Alberto.

Ana también tendrá otro frente abierto: el regreso de Cristina Otegui, la esposa de Alberto, que aparece recuperada y dispuesta a enmendar sus errores y pedir perdón, aunque el descubrimiento de que éste sigue vivo atenaza su recuperación. Otra trama potente será el cáncer de Rita, «un viaje terrorífico» al que Cecilia Freile, más conocida por su vis cómica, ha tratado de dar cierta «luminosidad» porque cuenta la historia que sufren muchas mujeres.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Velvet» pone fin a la trama principal pero «no echa el cerrojo definitivo»