Sánchez insiste en formar un Gobierno con Podemos y Ciudadanos, y culpa a Iglesias y Rivera del bloqueo

Iglesias considera que no es «serio» plantear «un acuerdo del PSOE con Unidos Podemos y Ciudadanos» cuando estos acaban de votar la investidura del PP

G. B
/ Cerceda / Madrid / la Voz

«Vamos a cambiar a Mariano Rajoy y no vamos a apoyar a su Gobierno». El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pronunció ayer varias frases como esta para negar cualquier posibilidad de acuerdo de investidura con el PP y subir un peldaño más en su propósito de intentar formar un Ejecutivo alternativo. Sánchez se dirigió de forma expresa a Pablo Iglesias y a Albert Rivera, líderes de Podemos y Ciudadanos, respectivamente, para pedirles «que levanten sus vetos» con el fin de sacar adelante «un Gobierno regeneracionista». «¡Qué falta hace!, ¡qué ya estamos tardando!», bramó, en su intervención en la fiesta de los socialistas de Cerceda (A Coruña), donde acompañó al candidato del PSdeG a la Xunta, Fernández Leiceaga. No dudó en señalar con el dedo a Iglesias y Rivera, acusándolos de estar «bloqueando» la regeneración de España «con sus vetos cruzados». Puso de relieve que España necesita un Gobierno «con urgencia», pero uno «limpio, decente, dialogante, creíble y social», y ese Ejecutivo «no lo puede presidir nunca una persona como Mariano Rajoy».

Iglesias: «La gente no es idiota»

La propuesta de Sánchez tuvo respuesta inmediata por parte de Pablo Iglesias, quien aseguró que no es «serio» plantear a la ciudadanía «que se puede llegar a un acuerdo del PSOE con Unidos Podemos y Ciudadanos» cuando estos últimos acaban de votar la investidura del PP. «¿Ustedes se creen que la gente es idiota?», se preguntó en un mitin en Baracaldo (Vizcaya). Aunque insistió en que su partido ha estado siempre dispuesto a «arrimar el hombro para que hubiera un Gobierno progresista», las posiciones de Podemos en el País Vasco son precisamente uno de los puntos insalvables para los socialistas a la hora de llegar a un pacto. Ayer Iglesias volvió a defender el derecho de autodeterminación y aseguró que Podemos «no tiene problemas en decir que Euskadi es una nación».

Adelantó que las bases para cualquier acuerdo en el País Vasco que quiera contar con Podemos serán «la defensa de los derechos sociales, el compromiso con la convivencia y la paz y el derecho a decidir». Cargó también contra el PNV y aseguró que la gente «no se cree» a su presidente, Andoni Ortúzar, cuando afirma que no apoyarán a Mariano Rajoy. «La ciudadanía se acuerda de Arzalluz y del reciente pacto en el Senado y en la Mesa del Congreso», afirmó.

Y tampoco Albert Rivera dio opción alguna al pacto transversal que plantea Sánchez. Durante un acto en Bilbao, el líder de Ciudadanos insistió en plantear un acuerdo de su partido con PP y PSOE y afirmó que en la actual coyuntura política «no nos sirven los líderes que bloquean». Aseguró que España está «bloqueada por el personalismo del señor Sánchez y del señor Rajoy», y les pidió a ambos que «dejen paso a otros» si no entienden que es «tiempo de acuerdo».

Nadie apoya la idea de González de cambiar a los cuatro candidatos

La propuesta lanzada por el expresidente del Gobierno Felipe González de que los líderes de los cuatro grandes partidos no sean candidatos en caso de que haya que celebrar unas terceras elecciones no fue respaldada ayer por ningún partido, aunque la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, aprovechó sus palabras para señalar que «empieza a haber muchas voces dentro del PSOE que están haciendo una enmienda a la totalidad a la lectura del señor Pedro Sánchez». Más radical fue el coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, quien calificó de «reverenda tontería» la idea lanzada por González, quien, según dijo, está «mayor» y parece el «abuelo Cebolleta».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Sánchez insiste en formar un Gobierno con Podemos y Ciudadanos, y culpa a Iglesias y Rivera del bloqueo