La Autopista del Huerna puede ser vendida en tres meses

El precio dependerá de que los socios minoritarios oferten o no más del 50 % de la firma

Oferta por la compra de Itínere Oferta por la compra de Itínere

Redacción

La continuidad o ruptura de la alianza que Citi Group y Kutxabank mantienen para ostentar la mayoría de Itínere determinará el plazo, cuantía y resultado de la operación por la que los socios minoritarios de la empresa que explota la Autopista del Huerna tratan de vender la compañía dedicada a la gestión de autopistas en España.

La constructora Sacyr es la que de manera más decidida ha abierto la puerta a la venta de Itínere, posición a la que se ha sumado Abanca, que ya en agosto se declaró atenta a cualquier oferta que pueda recibir tanto por su posición en la compañía propietaria entre otras de Aucalsa como por cualquiera de las empresas de su cartera industrial. Sacyr y Abanca son, según fuentes del accionariado de la gestora de autopistas, las dos que más están apurando la posibilidad de venta, tratando de conseguir que los tanteos que se han llevado a cabo este verano para adquirir Itínere se plasmen en ofertas concretas. Es más, las mismas fuentes indican que la constructora y la heredera de las cajas de ahorro gallegas están incluso interesadas en que la formalización de la venta pudiese realizarse antes de que concluya el año, para que los fondos recibidos en la operación contribuyan a los balances del presente ejercicio.

La intención de venta de Sacyr y Abanca es la que ha motivado la contratación de la Société Générale para tratar de ordenar los tanteos que ya han llevado a cabo al menos cinco fondos de inversiones extranjeros, tres de ellos agrupados en Globalvía, una de las firmas del sector de autopistas en España, interesada en ganar músculo con concesiones.

A la espera

Liberbank, el socio con menos capital en Itínere, se declara a la espera de conocer el precio que pueda recibir por su participación, lo que dependerá de la evolución en la relación que Citi Group y Kutxabank mantienen en una alianza formal bajo la figura de la acción concertada, que les obliga a votar lo mismo y no decidir de manera individual nada sobre la compañía que ambas integran. El 45 % del capital de Itínere que detenta Citi Group y que gestiona Corsair Capital, y el 9,2 de Kutxabank dejan en manos de su alianza el 54 % de la compañía, por lo que conseguir una buena oferta se antoja vital para que los socios minoritarios logren abrir una brecha entre los mayoritarios, o cuando menos vender su parte, eso sí, a un precio menor que si un nuevo socio logra hacerse con la mayoría de acciones y por tanto con el control de la matriz de Aucalda, Audasa, Audenasa, Europistas y Autoestradas de Galicia.

El tanteo llevado a cabo en julio por Globalvía sobre Itínere sirvió para colocar en el mercado a la empresa de autopistas españolas. Integrada por tres fondos de inversiones (USS de Canadá; OPTrust, de Holanda, y la británica PGGM).

El fondo de inversiones canadiense Brookfield fue el segundo en sumarse este agosto a la puja, aunque en ella no se han formulado aún ofertas económicas cerradas, y esta misma semana ha trascendido el interés del gigante de los fondos de pensiones holandés APG Asset Management.

Comentarios

La Autopista del Huerna puede ser vendida en tres meses