La excomisaria de Competencia Neelie Kroes tuvo una «off-shore» en Bahamas

La ministra británica de Interior, salpicada también por el nuevo escándalo fiscal


redacción / la voz

Cuando todavía retumban en los oídos de medio mundo los ecos del escándalo de los papeles de Panamá, una nueva sacudida ha venido a perturbar la paz fiscal de quienes creían a salvo de Hacienda sus secretos. El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación lo ha vuelto a hacer. En colaboración con el diario alemán Suddeütsche Zeitung, ha sacado a la luz los datos de más de 175.000 sociedades, radicadas esta vez en Bahamas y creadas por el tristemente famoso despacho de Mossack Fonseca, implicado también en los papeles de Panamá. 

Como en aquella ocasión, conocer quiénes se esconden detrás de muchas de estas firmas off-shore -opacas al fisco- ha dejado a más de uno con la boca abierta. El nombre que más, el de la excomisaria europea de Competencia Neelie Kroes. Resulta que la mandataria europea tuvo una de esas sociedades en aquellas paradisíacas islas. Y lo peor es que lo hizo mientras desde Bruselas velaba para que las multinacionales -esas a las que la Comisión les ha declarado la guerra fiscal- cumplieran al dedillo sus obligaciones tributarias. A Dios rogando y con el mazo dando, que diría un castizo. 

Kroes, la Dama de Hierro Holandesa, como se la conocía entonces, llevó las riendas de la cartera de Competencia en el primer mandato de José Manuel Durão Barroso -hoy también en el ojo del huracán a cuenta de su fichaje por Goldman Sachs-, entre el 2004 y el 2009, y fue vicepresidenta y responsable de Agenda Digital en el segundo (2009-2014). Pues bien, Kroes figuró como directora de una sociedad en Bahamas, Mint Holdings, entre el 4 de julio del 2000 y el 1 de octubre del 2009. Y se lo ocultó convenientemente a sus colegas de la Comisión Europea. Los miembros del Ejecutivo Europeo están obligados a comunicar los cargos, remunerados o no, que han ocupado como dirigentes, administradores, supervisores o consejeros de empresas en los diez años anteriores a su nombramiento. Nada dijo al respecto Kroes en su declaración de intereses. Y eso que la tuvo que hacer dos veces. Ayer aseguró, por boca de su abogado, que la creó para invertir en Enron, operación que nunca se concretó porque el gigante eléctrico se vino abajo. Eso y, lo más sorprendente, que su nombre permaneció al frente de la firma por un «descuido administrativo».

En la lista figura también Amber Rudd, ministra del Interior del Reino Unido desde julio pasado, cargo en el que sustituyó a la primera ministra, Teresa May. Según recogía ayer El Confidencial, basándose en la investigación del consorcio de periodistas, Rudd aparece relacionada con dos sociedades: Advanced Asset Allocation Fund Limited y Advanced Asset Allocation Management Limited. A las dos desde finales de los noventa. 

Entre los rostros conocidos está también el del piloto de motociclismo francés Randy De Puniet y el de Carlos Caballero Argáez, ministro de Minas de Colombia entre 1999 y el 2001.

De los nombres españoles, si los hay, prácticamente nada se sabe aún. El único que ha salido a la luz pública es el del expresidente de Jazztel y fundador de Telepizza, Leopoldo Fernández Pujals. Es director de al menos tres sociedades en las islas. En las firmas de Pujals, residente en Bahamas desde finales de los noventa, aparece también uno de sus colaboradores más fieles, Pedro Español; así como su mujer, María Linarejos Vilches Jordán. 

Comentarios

La excomisaria de Competencia Neelie Kroes tuvo una «off-shore» en Bahamas