«¡No disparen, no va armado!»

adriana rey NUEVA YORK / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

EE.UU. se prepara para un tenso fin de semana en Charlotte, donde el toque de queda y la presencia de la Guardia Nacional rebajan la crispación

07 feb 2017 . Actualizado a las 18:51 h.

«¡No le disparen, no lleva un arma!», se escucha decir a Rakeyia Scott. «¡Suelta la pistola!», grita inmediatamente después un agente de policía. «No tiene ningún arma. Tiene una lesión cerebral y acaba de tomar su medicamento», insiste la mujer. Demasiado tarde. Pocos segundos después, se oyen cuatro disparos y los gritos de la viuda de Keith Lamont Scott. «¿Le habéis disparado?», pregunta entre sollozos.

Fue ella la autora de unas imágenes entregadas ayer a The New York Times. De momento, la grabación no confirma que Scott apuntase a la policía con un arma, pero tampoco que la policía disparase sin recibir ninguna amenaza. Y es que este material, al igual que el de las autoridades, no permite ver el momento exacto en el que los agentes disparan a Scott, a plena luz del día en Charlotte, Carolina del Norte: «No da pruebas acerca de si el tiroteo fue justificado o no. Sí en cambio hay otro punto de vista», dicen los abogados de la familia Scott.

El homicidio ha desatado la ira en las calles de la ciudad, donde durante las últimas horas se ha respirado una tensa calma tras el toque de queda establecido y el estado de emergencia decretado. Incluso se han producido algunas escenas de distensión como los abrazos y saludos entre algunos manifestantes y miembros de la Guardia Nacional enviados a patrullar las calles. Pese a ello, las autoridades no se sienten tranquilas. «Continuaremos manteniendo los actuales recursos para prepararnos para el fin de semana que se avecina», aseguraba ayer la alcaldesa.