Podemos da «por muerto» el acuerdo de investidura con el PSOE que otorgó la presidencia de Castilla-La Mancha a García-Page

Los socialistas dicen que la decisión de Podemos «obedece a una estrategia de su dirección nacional para elevar la presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura», que podría afectar a Extremadura


El secretario regional de Podemos, José García Molina, ha dado por «muerto» el acuerdo de investidura que suscribió el pasado mes de junio de 2015 y que dio la Presidencia de Castilla-La Mancha a Emiliano García-Page al considerar que éste ha estado actuando «espontánea y unilateralmente durante más de un año, más ocupado en anuncios que en obras y más ocupado en lo que se mueve en Ferraz y en decapitar a Sánchez que en dar vida a Castilla-La Mancha».

Esta ruptura ha sido calificada por el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique, como una cuestión «puramente autonómica», por lo que ha descartado nuevos anuncios en comunidades como Aragón o Extremadura, donde los socialistas llegaron al gobierno con el apoyo de Podemos. Desde el PSOE andaluz, sin embargo, su secretaria general, Susana Díaz, se ha apresurado a expresar su apoyo en Twitter tanto a García-Page como al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, acusando al partido de Pablo Iglesias de tratar de «secuestrar la voluntad de los socialistas»

Fernández Vara, por su parte, ha asegurado en la misma red social que no puede haber ruptura porque el pacto con Podemos no existe. 

«Soledad y reflexión para trazar nuevos horizontes»

La ruptura en Castilla-La Mancha ha sido anunciada por Molina en una comparencia en la que se ha limitado a leer un comunicado ante los medios sin admitir preguntas. El secretario regional de la formación morada ha asegurado que la restauración de las políticas que Podemos vino a impugnar no es una opción y que ahora, una vez roto ese acuerdo «se abre tiempo de duelo de soledad y reflexión para trazar nuevos horizontes».

El PSOE de Castilla-La Mancha ha considerado que la decisión de Podemos en la región de romper el acuerdo de investidura «obedece a una estrategia de su dirección nacional para elevar la presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura».

El PSOE castellanomanchego ha escrito este mensaje en su cuenta de Twitter, en la que también ha recordado que «hace apenas cinco días», Podemos apoyó el techo de gasto de los presupuestos de la Junta para 2017 en las Cortes de Castilla-La Mancha.

«¿A qué se debe este cambio de criterio?», se ha preguntado el Partido Socialista, que también se ha referido a la «división interna que vive Podemos» y que «tiene una evidente derivada» en Podemos de Castilla-La Mancha, «donde han sido claros los gestos de división».

Poco tiempo ha tardado la secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en meter baza. Cospedal se ha mostrado dispuesta a apoyar al PSOE y al presidente autonómico, Emiliano García-Page, en aquello que sea «bueno para la región» y permitir la gobernabilidad de la autonomía.

En un comunicado de prensa, Cospedal ha ofrecido al presidente autonómico mantener una entrevista «a la mayor brevedad posible, para que no tenga que depender de Podemos».

Comentarios

Podemos da «por muerto» el acuerdo de investidura con el PSOE que otorgó la presidencia de Castilla-La Mancha a García-Page