El Principado ultima un decreto para garantizar atención «integral» a personas con necesidades especiales

Efe REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El contenido de la nueva norma fija las principales líneas de actuación para el futuro Plan Sociosanitario del Principado para los próximos cuatro años

27 sep 2016 . Actualizado a las 20:01 h.

El Gobierno regional ultima un decreto por el que se establecen los órganos de planificación y apoyo para la mejora de la atención sociosanitaria en el Principado, con el objetivo de lograr una mayor eficacia de los servicios públicos en la atención a las personas con necesidades especiales. El contenido de este decreto, que fija las principales líneas de actuación de lo que será el Plan Sociosanitario del Principado de Asturias 2016-2020, ha sido presentado hoy en rueda de prensa por el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, y la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela. El objetivo, han explicado, es potenciar la colaboración entre los ámbitos social y sanitario para «garantizar una atención equitativa, integral y de continuidad», bajo los criterios de «calidad, eficiencia y eficacia».

El decreto del que partirá el plan recoge tres estructuras de coordinación, la primera de ellas un consejo interdepartamental o mecanismo de coordinación para integrar las actuaciones de los distintos departamentos. Las otras dos son una comisión técnica que se ocupará de proponer mejoras en la atención sociosanitaria y de la evaluación y seguimiento de estas iniciativas, y equipos de coordinación sociosanitaria territoriales, que serán los dispositivos de proximidad que garanticen una prestación simultánea o sucesiva de los servicios públicos.

Vulnerabilidad social

El plan sociosanitario, que se pretende tener elaborado en el primer semestre de 2017, tiene como objetivo reunir en un único documento el conjunto de actuaciones e intervenciones destinadas a la atención de las personas que, por sus especiales características o por su situación de vulnerabilidad social, necesiten de la actuación simultánea de los servicios sociales y sanitarios para aumentar su autonomía e independencia, mejorar su calidad de vida y favorecer su participación social, así como el bienestar personal.