Susana Díaz se ofrece para ayudar a «coser» la unidad del PSOE

La presidenta andaluza rompe su silencio tras la dimisión de los 17 críticos y reprocha a Pedro Sánchez que haya puesto «los intereses personales por encima de los del partido»

;
Susana Díaz: «El PSOE no es patrimonio solo de sus militantes» La presidenta de la Junta de Andalucía ha calificado como «difícil y complicada» esta situación «grave»

La Voz | Agencias

La secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha asegurado que esta federación pondrá de su parte para ayudar a «coser, a unir, a restablecer la fraternidad» en el partido, por «muy complicado» que sea este momento.

Díaz, largamente ovacionada al inicio de su intervención en el Comité Director del PSOE-A, ha querido «mandar un mensaje de tranquilidad» al asegurar que los socialistas andaluces «van a estar a la altura», aunque no ha ahorrado críticas. Tras advertir de que los militantes no «perdonarán» que se hayan puesto «los intereses personales por encima de los del partido», ha lamentado que haya quienes «se han cegado con los fogonazos de los partidos nuevos y han perdido la perspectiva».

Tras declararse orgullosa de Felipe González y de José Luis Rodríguez Zapatero, Susana Díaz ha asegurado que «en el PSOE no hay bandas ni el PSOE es una banda» y ha hecho un llamamiento a recuperar la unidad y el consenso. «Ninguno de los caminos que se abre ante nosotros nos gusta», ha reconocido la dirigente andaluza, quien ha asegurado también haberse sentido dolida con las alusiones al sector de «derecha» del PSOE.

Críticas a la estrategia de Sánchez

Aunque en su discurso no mencionó ni una sola vez a Pedro Sánchez, sus palabras estuvieron cargadas de dardos hacia la gestión del secretario general y los resultados cosechados por el partido durante su etapa. La presidenta andaluza ha recordado que desde el 2008 el PSOE ha perdido seis millones de votos  y ha atribuido esta «cadena de derrotas» a una «desconexión con la sociedad».

«Hay que reflexionar sobre por qué hoy el PSOE no es un partido ganador», ha señalado Díaz, quien cree que debe hacerse en un congreso, pero no con prisas ni por «intereses personales». «Ahora toca este país y luego el PSOE», ha subrayado Díaz.

Díaz ha terminado su intervención asegurando que lo importante es unir al partido. «Lo que menos me preocupa es lo que cada un de nosotros sea en ese partido. A mí me da igual: en la cabeza o en la cola», aseguró la secretaria general de los socialistas andaluces quien ha cerrado su intervención con un: «Adelante, compañeros, y con la cabeza bien alta».

Comentarios

Susana Díaz se ofrece para ayudar a «coser» la unidad del PSOE