Del Valle abandona el consejo del Popular, Escotet inaugura sede de Abanca en Madrid

El magnate asturmexicano deja su sillón en el consejo de administracíon y el asturvenezolano continúa con la expansión de la entidad

;
Abanca inaugura su nueva sede en Madrid Abanca inaugura su nueva sede corporativa en el Palacio Recoletos de Madrid, un centro con el que la entidad financiera gallega potencia su transformación digital e impulsa una nueva forma de trabajar

Redacción

El empresario mexicano Antonio del Valle ha renunciado a formar parte del consejo de administración del Banco Popular. La familia Del Valle tiene raíces asturianas, en Cangas de Onís y conforma una de las grandes fortunas de México, con un capital calculado superior a los 3.500 millones de euros. Antonio del Valle, de 80 años, entró en el accionariado de la entidad a través de la ampliación de capital de diciembre de 2013. La otra cara de la moneda es Juan Carlos Escotet, el banquero venezolano de madre asturiana que continúa lanzando la expansión de Abanca en España: acaba de presentar su nueva sede en Madrid.

Popular llegó a un acuerdo a finales de 2013 para adquirir un 24,9% del grupo financiero BX+, de la familia Del Valle en México. Se trataba de una alianza por la que un grupo de accionistas encabezados por la familia Del Valle tomó, en un principio, un 6% de la entidad por 450 millones. En la última ampliación de capital del banco de 2.505 millones de euros, el grupo de accionistas mexicano se comprometió a suscribirla. Su participación actual es del 4,25%.

Del Valle es la cabeza visible del grupo empresarial Kaluz, con negocios relacionados con la industria química y petroquímica, construcción y el grupo financiero. Se trata de la octava fortuna de México, con inversiones muy diversificadas al igual que Carlos Slim y su grupo Carso, dueño del Real Oviedo.

La otra cara la presenta Juan Carlos Escotet, hijo de asturiana y de un leonés. El banquero, ha inaugurado su nueva sede corporativa en el Palacio Recoletos de Madrid, un centro con el que la entidad financiera potencia su transformación digital e impulsa una nueva forma de trabajo.

Según explicó el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, la nueva sede plasma la estrategia del banco de ser una «entidad innnovadora, descentralizada, esencialmente rentable, sostenible y orientada al cliente». No se trata de una «simple mudanza, de ocupar un espacio esteticamente muy cuidado, sino de producir una reforma importante en lo que hacemos, en nuestra forma de trabajar y de aproximarnos al cliente y al futuro».

«El banco es ya como una de las entidades financieras españolas más innovadoras y con un mayor desarrollo de los canales y servicios online y móviles». La entidad realiza más del 93% de las interacciones con clientes a través de canales no presenciale, lo que, según Escotet, es «un progreso considerable». El 56% de los clientes de Abanca eligen para su operativa habitual la banca online o móvil de la entidad como «el canal de operatividad habitual», con un incremento en los últimos seis meses de 65.000 personas en el uso de servicios de banca electrónica de particulares por internet o móvil. La banca móvil de Abanca supera los seis millones de accesos al mes, el triple que hace dos años.

Comentarios

Del Valle abandona el consejo del Popular, Escotet inaugura sede de Abanca en Madrid