El constructor arrepentido de la trama Gürtel se suma a Correa y tampoco pide la nulidad

Se ha sumado a la estrategia de colaboración con la Justicia que ayer escenificó el líder de la red corrupta

Acusados de la trama Gürtel
Acusados de la trama Gürtel

San Fernando de Henares

La defensa del empresario Alfonso García Pozuelo, expropietario de Constructora Hispánica y que ya manifestó su arrepentimiento por sus delitos en Gürtel, se ha sumado a la estrategia de colaboración con la Justicia que ayer escenificó el líder de la trama Francisco Correa y al igual que él ha declinado plantear cuestiones de nulidad de la causa.

La única petición que ha hecho al tribunal la abogada de este acusado, que se enfrenta a 4 años y 6 meses de cárcel, ha sido que se le permita ausentarse de las sesiones del juicio que no le afecten para poder atender a su madre enferma, solicitud que han hecho ya más de una decena de los 37 acusados en este macrojuicio.

La actitud de Correa y la petición de la Fiscalía de que le precedan en su declaración García Pozuelo, Jacobo Gordon (exsocio de Alejandro Agag) y el ex edil de Pozuelo Roberto Fernández, hizo sospechar a varias defensas de la existencia de un pacto de estos cuatro acusados con el Ministerio Público, entre ellas la del extesorero del PP Luis Bárcenas que pidió que se aclarase si existían esos acuerdos en aras del derecho a la defensa.

Primer arrepentido de la trama

El pasado mayo, García Pozuelo, considerado el primer arrepentido en esta causa, reconoció en su escrito de defensa el pago de comisiones a la trama a cambio de adjudicaciones en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y manifestó su arrepentimiento por haber colaborado con Gürtel.

Con esta confesión, el empresario pretende conseguir una rebajar a la mitad la pena que reclama para él la Fiscalía a la mitad, con lo que sólo sería condenado a dos años de cárcel, si bien para evitar ingresar en prisión, propone que se le sustituya por una multa de 432.000 euros.

La Fiscalía acusa a García Pozuelo de haber abonado comisiones al presunto cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, a cambio de que éste intermediara a favor de su empresa para conseguir adjudicaciones públicas en Pozuelo, cuando era alcalde el también acusado Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato.

Intermediación en las adjudicaciones

Por su intermediación en las adjudicaciones, Sepúlveda, según Anticorrupción, percibió «como mínimo», entre 1999 y 2005, un importe total de 668.391 euros, de los que 449.017 fueron en efectivo, 50.331 en viajes y otros servicios.

En concreto, Constructora Hispánica resultó adjudicataria en marzo de 2008 del proyecto de remodelación y acondicionamiento del camino de las Huertas y también beneficiada de una subcontrata relacionada con el proyecto de obras de operación asfalto de 2004 a una UTE (unión temporal de empresas), todo ello en la localidad de Pozuelo.

Por la primera adjudicación, García Pozuelo pagó a Correa una comisión de 49.591 euros, correspondiente al 3 % del contrato, y por la segunda abonó al cabecilla de la red 15.900 euros.

Aunque Anticorrupción no acusa a García Pozuelo por estos hechos, el escrito de acusación refleja el «reparto de fondos de Alfonso García-Pozuelo» entre Bárcenas, Jesús Merino y Correa.

Comentarios

El constructor arrepentido de la trama Gürtel se suma a Correa y tampoco pide la nulidad