El Vaticano condena la «tormenta marxista del 34» y los «400 días de zona roja» en Asturias en la beatificación de los Mártires de Nembra

AGENCIAS REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Beatificación de los Mártires de Nembra
Beatificación de los Mártires de Nembra J.L.Cereijido

El cardenal Amato advierte de que la beatificación no es una venganza y que las heridas «se están cicatrizando poco a poco»

08 oct 2016 . Actualizado a las 22:56 h.

El cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, ha asegurado hoy que la Iglesia Católica sigue recordando a sus mártires en la Guerra Civil española «no por un sentimiento de venganza» sino porque «matados por odio a la fe, respondieron a sus asesinos con el perdón».

Amato se ha expresado así durante su homilía en la beatificación de los denominados Mártires de Nembra celebrado en la Catedral de Oviedo, el primer acto de este tipo que se realiza en Asturias, y con el que la relación de beatos asturianos se eleva a 33 e incorpora, por primera vez, a tres seglares.

La beatificación, seguida por el único descendiente vivo y sus familiares de una de las cuatro personas asesinadas el 21 de octubre de 1936, ha sido concelebrada junto al representante del Papa por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz así como por el prelado emérito de la diócesis, Gabino Díaz Merchán, y otros cinco obispos.