Galicia quiere replicar el modelo de la Central Lechera Asturiana para liderar el sector

Cuatro cooperativas se unen en un gran grupo lácteo gallego comandadas por el asturiano José Luis Antuña, exdirector general de Clas

José Luis Antuña, director general de Feiraco
José Luis Antuña, director general de Feiraco

Redacción

Galicia quiere replicar el modelo de Central Lechera Asturiana. La alianza de Feiraco, Os Irmandiños, Melisanto y Xallas prevista para 2017 si así lo aprueban sus socios, permitiría crear una gran cooperativa gallega, que tendría el 20% del mercado con 410 millones de litros de leche. Al frente del proyecto está José Luis Antuña, un viejo conocedor de la cooperativa asturiana. Al fin y al cabo fue exdirector general de la Central Lechera hasta marzo de 2003, cuando fue destituido por el entonces consejero delegado, Antuña es actualmente director general de Feiraco.

En medio de una de las crisis más graves que se recuerdan en lácteo gallego, las cuatro cooperativas son el germen del tan largamente acariciado sueño de un gran grupo regional. Suman 4.300 ganaderos (frente a los más de 6.000 de la Central), 410 millones de litros de leche y más de 400 trabajadores. Y el modelo a seguir es el de Central Lechera, líder nacional en el mercado de la leche, la nata y la mantequilla. La Xunta ha bendecido el acuerdo de un sector clave para Galicia y asegura que «apostará por la industrialización del sector, una pieza crucial para ser líderes en el ámbito lácteo»

«El modelo de la Central Lechera es por supuesto el camino. Tenemos 420 millones de litros e industrializamos 150 o algo más. ¿Qué permite este grupo? Tener recursos y balance para afrontar nuevas inversiones, y plantear de forma conjunta orden en el sector, de forma que los ganaderos tengan seguridad y futuro», asegura Antuña. El ejecutivo sierense fue destituido en la pelea por la sucesión de Jesús Sáenz de Miera en 2003, una lucha que consolidó por aquel entonces la figura de Pedro Astals como hombre fuerte de la empresa.

«En Holanda hay una sola cooperativa que recoge el 90% de la leche. En Dinamarca es casi el 100 %. En realidad, lo que estamos es reproduciendo lo que hace ya bastantes años están haciendo otros países», sostiene Antuña. «Esta alianza nos acerca al modelo cooperativo vigente en Europa». Profundo conocedor del sector lácteo, Antuña destaca algunas de las ventajas de las cooperativas: la capacidad de influir, de comercializar de forma conjunta, servicios comunes, mejora de la eficiencia de los productores.

Cuando se le pregunta que algunos ya piensan si se puede llegar a construir en Galicia un modelo como el de la Central Lechera Asturiana, Antuña responde: «Nos estimamos poco en Galicia. Es la octava región productora de Europa. En cualquier modelo en cuanto agregas oferta, ordenas el sector y el mercado. Una vez que tienes eso, tendrás que dar más pasos». Y añade: «Por supuesto, claro que ese es el camino. Tenemos 420 millones de litros e industrializamos 150 o algo más».

Durante la presentación de la gran alianza gallega, sus representantes mostraron datos que apuntan a que, en los próximos 10 años, desaparecerán el 40% de las explotaciones agroganaderas del Oeste europeo. Predicciones que las cooperativas podría frenar si cundiese el ejemplo de las cooperativas del sector, que funcionan como auténticas multinacionales. «Sería interesante un proyecto a nivel nacional», sostiene Antuña.

Antuña considera que el sector lácteo está ahora en el suelo del ciclo y en un cambio de tendencia positivo. «La oferta ha bajado  pero en cambio, la demanda sigue estando consistente. Por eso suben los precios. Pero son ciclos que se repiten. Y la cotización volverá a la baja», asegura.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Galicia quiere replicar el modelo de la Central Lechera Asturiana para liderar el sector