España, tercer país de la UE donde más subió el riesgo de pobreza desde el 2008

Más de trece millones de personas se encuentran en riesgo de exclusión social


España es el tercer Estado de la Unión Europea en el que más creció la tasa de personas en riesgo de pobreza o exclusión social en los últimos siete años, desde el 23,8 % en el 2008 hasta el 28,6 % en el 2015, según datos publicados hoy por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

En total 13,18 millones de personas estaban en riesgo de pobreza o exclusión social el año pasado, lo que supone un incremento de 4,8 puntos con respecto a 2008 y sitúa a España por encima de la media europea del 23,7 %. No obstante, la tasa ha caído si se compara con el 29,2 % (13,4 millones de personas) que alcanzó en el 2014.

Desde 2008 solo han registrado un aumento mayor que el español Grecia (7,6 puntos más, hasta el 35,7 % de la población) y Chipre (5,6 puntos hasta el 28,9 %).

Estas cifras incluyen a todos los ciudadanos europeos que padecen riesgo de pobreza, privación material severa o que viven en hogares con intensidad de trabajo muy baja, que son las tres formas de exclusión analizadas.

En términos relativos España fue en el 2015 el sexto país de la UE con mayor riesgo de pobreza o exclusión social. Los Estados con las tasas más altas de la Unión fueron Bulgaria (41,3 %), Rumanía (37,3 %) y Grecia (35,7 %), donde más de un tercio de la población vive en riesgo.

Por el contrario, las cotas más bajas se dieron en la República Checa (14,0 %), Suecia (16,0 %), Países Bajos y Finlandia (16,8 % ambos), así como en Dinamarca y Francia (17,7 %).

En el conjunto de la UE la tasa se redujo en 2015 al 23,7 % (119 millones de personas) recuperando así los niveles del 2008 después de registrar subidas consecutivas entre 2009 y 2012.

Los países donde más cayó fueron Polonia (de 30,5 % a 23,4 %; 7,1 puntos menos), Rumanía (6,9 puntos), Bulgaria (3,5 puntos) y Letonia (3,3 puntos menos).

Si se analizan por separado los elementos que definen este riesgo, España resulta el cuarto país en el que mayor pobreza se registró después de tener en cuenta las transferencias sociales, es decir, contando los ingresos de los que disponían, están por debajo del umbral nacional de la pobreza.

Un 22,1 % de la población, más de una de cada cinco personas, estaba en esta situación, una cifra superada por Rumanía (25,4 %), Letonia (22,5 %) y Lituania (22,2 %).

España es también el segundo país donde más personas vivían en hogares con intensidad de trabajo muy baja, otro de los indicadores de la tasa de pobreza y exclusión social, con un 15,4 % de la población afectada, solo por detrás de Grecia (16,8 %).

Comentarios

España, tercer país de la UE donde más subió el riesgo de pobreza desde el 2008