¿Qué paga un asturiano en la factura del agua?

Algunos concejos llegan a cobrar hasta siete tasas por conceptos que nada tienen que ver con el consumo. Hasta ocho de cada diez euros son de impuestos


Redacción

El agua, junto con la luz, es uno de los gastos básicos de la vivienda para todos los asturianos, pero aunque los ciudadanos tengan esta factura en común no significa que lo hagan en igualdad de condiciones. Según un estudio de la Unión de Consumidores de Asturias existen grandes diferencias entre municipios, principalmente al respecto de las tasas e impuestos que no tienen que ver directamente con el agua consumida. En algunos concejos se llegan a facturar incluso siete impuestos extras, con la salvedad de aquellos donde la gestión es municipal y se mantienen en una media de dos. Estas tasas pueden representar hasta el 80% del precio final de la factura en en ciertas zonas.

El estudio de la Unión de Consumidores analiza 20 municipios asturianos. La conclusión principal es clara: no hay dos concejos en los que coincidan las tarifas relativas al abastecimiento de agua y existe una enorme disparidad en cuanto a las tasas que se cobran. Desde la Unión de Consumidores se exige a los ayuntamientos a «modificar las ordenanzas fiscales que regulan las tarifas del agua atendiendo a principios de equidad, eficiencia y transparencia».

Hasta siete tasas

La mayoría de las tasas e impuestos que no tienen que ver directamente con el agua consumida representan una verdadera colección. Mientras que en algunos ayuntamientos se facturan dos tasas además de la correspondiente al agua consumida, en otros se cobran cinco, seis e, incluso, siete. Hay que hacer hincapié en que donde la gestión es municipal -exceptuando el caso de Gijón- la media es de dos tasas mientras que el promedio de los aquellos de gestión privada es de casi el doble, es decir, cuatro tasas. Por lo tanto, en siete municipios los impuestos terminan representando entre el 60% y el 80% de la facturación, mientras que en ocho el rango se establece entre el 30% y el 50%.

«Los ayuntamientos deben revisar las tasas e impuestos sobre el abastecimiento de agua y alcantarillado en orden a ajustar los conceptos por los que se cobra», denuncian desde la Unión de Consumidores. Añade que algunos de los citados impuestos son de «dudosa legalidad», como el cobro de una tasa por el alquiler de contador y otra por su mantenimiento, una por el servicio de alcantarillado y otra por mantenimiento de acometida del mismo. Ello tiene el agravante de que todos aquellos conceptos relacionados con el mantenimiento tributan al 21% de IVA, disparando el precio final.

Peticiones y otras diferencias

La Unión de Consumidores tiene algunas peticiones para tratar de regularizar una situación tan dispar. Pide, por un lado, la adaptación de las tarifas para que el primer tramo del consumo cubra el mínimo indispensable de 10m3 al mes -algo que solo cubren a día de hoy Oviedo, Gijón, Castrillón y Gozón- y, por otro, evitar que el importe del m3 de agua resulte más caro a quiénes menos consumen ni a las familias numerosas. Las garantías sociales también están presentes, mediante la búsqueda del cumplimiento de un sistema de bonificaciones y exenciones adaptadas a aquellas personas necesitadas o en riesgo de exclusión social.

Al respecto de los otros factores que contempla el estudio, la diferencia entre el precio del agua sin IVA y canon de saneamiento en el concejo con las tarifas mas caras -Langreo- y el que ofrece el más económico -Laviana- es de 8,79 euros al mes, lo que representa 105 euros al año. Esta cantidad supera el precio medio de 100 euros anuales para una unidad familiar de dos personas que gastan 10m3 de agua al mes. Dicha cuantía se eleva a un gasto medio por hogar de 194 euros anuales si se suma el IVA del 10% y los 83,90 euros del canon de saneamiento en un hogar de este tipo.

Por otro lado, comparando las tarifas del abastecimiento sin ningún otro tipo de tasas e impuestos, aunque el precio medio es de 4,34 euros al mes para un consumo de 10m3 se advierte de que en Mieres, Lena o Grado se abona más del triple que en San Martín del Rey Aurelio, Villaviciosa, Laviana, Valdés o Llanera -siete y dos euros, respectivamente. En cuanto a a la progresividad y regresividad, en ocho concejos el precio del m3 se incrementa en tramos de consumo más elevados mientras que en otros ocho se produce el efecto contrario.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Qué paga un asturiano en la factura del agua?