El FBI, en el punto de mira por su investigación sobre Hillary Clinton

El jefe de campaña de la ex secretaria de Estado carga contra el director del organismo, y Obama quiere creer que no busca influir en el resultado de las elecciones


Agencias / La Voz

Los agentes del FBI que investigan el uso de información clasificada por parte de Hillary Clinton en un servidor de correo electrónico privado han obtenido una orden de registro sobre un ordenador del excongresista Anthony Weiner. Mientras la Oficina Federal de Investigaciones investigaba los archivos de Weiner por presuntamente mantener conversaciones sexuales con menores, los agentes encontraron otros correos que podrían estar vinculados al caso de Clinton, aunque éste ya fue cerrado en julio pasado.

El FBI ya tenía su orden de registro sobre el caso del exlegislador, quien fuera marido de una de las más cercanas asesoras de la aspirante demócrata, Huma Abedin (y conocido por varios escándalos sexuales), pero no contaba con permiso para investigar los correos por la investigación vinculada con la exsecretaria de Estado.

El rol del FBI está en el punto de mira en Estados Unidos, cuando quedan apenas días para las elecciones presidenciales y la igualdad es máxima entre Hillary Clinton y Donald Trump. El presidente Barack Obama no cree que el director del FBI, James Comey, esté tratando «intencionadamente» de influir en el resultado de las elecciones al informar de que se investigan nuevos documentos relacionados con los correos de Hillary Clinton, según la Casa Blanca.

La opinión que tiene Obama sobre la «integridad» y el «carácter» de Comey «no ha cambiado», argumentó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest. Earnest dijo que la Casa Blanca no va a «defender» ni «criticar» la decisión de Comey. «El presidente no cree que el director Comey esté tratando intencionadamente de influir en el resultado de la elección» o de tejer una estrategia «en secreto para beneficiar a un candidato o partido político», insistió el portavoz de Obama.

Earnest comentó, además, que carece de «conocimiento independiente» acerca de los motivos que llevaron al director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) a informar ahora, pese a la cercanía de las elecciones, de esas nuevas revelaciones en el caso de los correos de Clinton. Por ello, «no voy a defender ni criticar lo que el director Comey ha decidido comunicar al público sobre esta investigación», anotó Earnest. Comey, republicano pero nombrado al cargo por Obama, «está en una posición difícil», subrayó el portavoz al destacar que el presidente cree que es «un hombre de integridad y principios», y que sigue confiando en su capacidad para dirigir el FBI.

Por su parte, John Podesta, jefe de la campaña electoral de la candidata demócrata a la Casa Blanca, ha cargado duramente contra el director del FBI, James Comey, por su gestión de la investigación de los correos electrónicos de la ex secretaria de Estado. «Debería haber dado el primer paso de mirarlos antes de hacer lo que hizo en medio de una campaña presidencial, tan cerca de la votación», ha dicho, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN.

«Se trata de algo que ha sido lanzado en medio de la campaña. Hubiéramos preferido que no pasara, pero ya que ha ocurrido, nos gustaría que Comey explicara por qué dio este paso sin precedentes», ha lamentado. Podesta ha asegurado además que Clinton ha aprendido sobre la gestión de su correo, agregando que «obviamente le gustaría dar marcha atrás, pero ha aprendido de ello».

Comentarios

El FBI, en el punto de mira por su investigación sobre Hillary Clinton