«No voto con mi vagina», justifica Susan Sarandon su negativa a respaldar a Clinton

La actriz explicó en una «el miedo a Trump no es suficiente para que apoye a Clinton, con su historial de corrupción»


Susan Sarandon siempre se ha resistido a votar por Hillary Clinton, pero por si a alguien le quedaba alguna duda, la actriz las ha despejado todas con sus últimas declaraciones. «No voto con mi vagina», ha dicho en la BBC, tras ser preguntada sobre la importancia de que el próximo presidente en EE.UU. pueda ser una mujer. Si bien sorprende su declaración por la forma, no lo es tanto en cuanto al contenido porque Sarandon, siempre ha mostrado públicamente su respaldo a Bernie Sanders, exrival de Clinton en las primarias demócratas.

«El miedo a Trump no es suficiente para que apoye a Clinton, con su historial de corrupción», añadió la oscarizada actriz. Su contundente argumentario llegó horas después de que la intérprete hiciese público su apoyo a la candidata del partido Verde, Jill Stein. En una carta, Sarandon explicó que el respaldo a independientes ayuda a cambiar la agenda gubernamental.

«Trump sería un presidente horroroso», cree «The Economist»

El establishment mediático lleva meses cerrando filas en torno a Hillary Clinton ¿Objetivo? Evitar que Trump y su postura antipresidencial rompan con todo. A la línea de apoyo «al mal menor» se ha unido el semanario británico The Economist: «La elección no es complicada. Aquellos que la rechazan por ser una Clinton, no se dan cuenta de la bajeza de la alternativa. Trump sería un presidente horroroso», concluye la revista. The New York Times, Financial Times o Washington Post han sido algunas de las cabeceras que ya han pedido el voto por la demócrata, algo que ha servido al magnate para alimentar sus acusaciones hacia los medios: «La prensa también está corrupta», suele repetir.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

«No voto con mi vagina», justifica Susan Sarandon su negativa a respaldar a Clinton