Iceta pide al PSOE que «no expulse» al PSC del proyecto compartido socialista

Alude de forma indirecta a la crisis abierta entre la gestora del PSOE y el PSC a raíz de la ruptura de la disciplina de voto de los diputados socialistas catalanes en la investidura de Rajoy

;
El PSC ratifica por aclamación a Miquel Iceta como primer secretario El PSC ha dado una imagen de unidad ratificando por unanimidad a su primer secretario.

El líder del PSC, Miquel Iceta, pidió este domingo al PSOE que «no expulsen ni dejen de lado» a los socialistas catalanes del proyecto compartido entre ambos partidos, porque el PSC «no quiere desentenderse ni renunciar a tener un proyecto para España» y quiere hacerlo desde el «puente de mando». 

En su intervención para clausurar el XIII congreso celebrado este fin de semana, Iceta aludió de forma indirecta, después de haber logrado pactar con Núria Parlon -su rival en las primarias- una ejecutiva de renovación tras superar una difícil negociación, a la crisis abierta entre la gestora del PSOE y el PSC a raíz de la ruptura de la disciplina de voto de los diputados socialistas catalanes en la investidura de Mariano Rajoy. «El PSC no se quiere desentender de España, no piensa renunciar a tener un proyecto para España. Queremos compartir un proyecto, construirlo y si hace falta estar en el puente de mando, porque nos sentimos parte de ese proyecto», señaló. Y subrayó a continuación: «no nos gustaría que algunos, por activa o pasiva, nos dejaran de lado o expulsaran de la posibilidad de compartir un proyecto conjunto. Eso es como nosotros entendemos el federalismo».

Iceta pidió que no se deje en la «repisa» el trabajo hecho por los anteriores líderes de PSOE y PSC para tejer una propuesta federal y llamó a que se «traduzca en acción política y reformas». «No me sabe mal decir que el PSOE ha pedido ya en dos ocasiones que se abra en el Congreso una ponencia para hablar de la reforma constitucional y fue la mayoría absoluta del PP la que lo negó. Por eso no sé cómo alguien no entiende que nosotros hemos de poderle negar el apoyo al PP, porque ha cerrado puertas», sentenció, entre aplausos de los centenares de delegados socialistas.

Aprovechando la presencia entre los invitados del portavoz adjunto del PP en el Parlament, Santi Rodríguez, pidió al dirigente popular que se lleve «un buen recuerdo» de este congreso, porque «aquí hay ganas de dialogar, negociar y arriesgar». «Lo único que no podemos aceptar es una puerta cerrada o una oreja tapada», agregó el primer secretario de los socialistas catalanes.

Iceta celebró el trabajo realizado en el congreso del PSC, donde, ha dicho, se ha trabajado «mucho y bien para clarificar posiciones en aspectos clave, desvaneciendo dudas o dejando de lado algún antiguo planteamiento» del partido. El objetivo del congreso era, a su juicio, que el PSC sea «cada día más útil a la sociedad catalana», ya que «las viejas propuestas ya no son soluciones a las nuevas necesidades que van apareciendo». «O un nuevo inicio o decadencia e inutilidad. En tiempos de cambios, el PSC debe impulsar cambios y ofrecerse como instrumento de cambio. Tenemos que ser capaces de hacer propuestas coherentes, factibles y ampliamente compartidas», señaló.

Marcó así cuatro objetivos: hacer crecer la economía, repartir la riqueza y crear empleo con un nuevo modelo económico; una agenda por la igualdad; regeneración institucional y democrática; y un acuerdo entre Cataluña y el resto de España.

Pacto con Nùria Parlon

El PSC sale de su cónclave «más unido, más fuerte y más útil para la sociedad catalana», destacó su primer secretario, quien agradeció explícitamente a Parlon que haya «hecho posible este acuerdo» en la ejecutiva, plasmado en una distribución de tareas a través de la creación de cuatro grandes áreas, lideradas por Parlon (política municipal), Eva Granados (política institucional, económica y social), Salvador Illa (organización) y Lluïsa Moret (igualdad).

Con una dirección prácticamente paritaria -24 mujeres y 25 hombres-, Iceta reconoció que inicialmente quería un equipo «más pequeño», pero después de la intensa negociación ha asegurado sentirse «feliz de haber fracasado», porque el esquema final ha permitido encajar a personas de otros sectores y conseguir el visto bueno de Parlon.

El encaje de bolillos no fue fácil, pues la negociación se alargó hasta altas horas de la madrugada -el líder del PSC abandonó el recinto a las 05.12 horas-, e incluso Parlon y sus dirigentes más afines abandonaron las conversaciones y se marcharon del Palacio de Congresos a la una y media de la madrugada por discrepancias en las propuestas. Tras ello, Iceta ideó una nueva propuesta que aunaba algunas peticiones del sector de Parlon. Según el socialista, «recoger e incorporar lo que han representado las elecciones primarias requería un esfuerzo adicional» y, dado que «todos somos hilos de un tejido», hubo que hacer el «tejido» de la dirección con 49 hilos, porque «no podíamos con menos».

Parlon encabezará el equipo de trabajo encargado de engrasar al PSC para las municipales del 2019, mientras que Meritxell Batet, hasta hace poco secretaria de Estudios y Programas del PSOE y persona de confianza de Pedro Sánchez, ocupa la Secretaría de Impulso Federal.

Iceta versiona su ruego a Sánchez: «¡Hillary, por Dios, que no gane Trump!»

Miquel Iceta versionó este domingo el vehemente llamamiento que hizo en septiembre a Pedro Sánchez para animar a Hillary Clinton a derrotar a Donald Trump en las elecciones estadounidenses del próximo martes.

;
Iceta se arranca a bailar tras ser nombrado primer secretario del PSC Los socialistas catalanes cierran con unidad el XIII Congreso de su partido

El 24 de septiembre, en un acto del PSC en Gavà (Barcelona), cuando Sánchez mantenía el no a la investidura de Rajoy, Iceta se dirigió al entonces secretario general del PSOE, sentado en primera fila, para pedirle a gritos que no se dejara doblegar: «¡Líbranos de Rajoy y del PP, por Dios, líbranos de ellos! ¡Estamos a tu lado, estamos contigo, aguanta, resiste a las presiones!».

Este domingo, en la clausura del XIII congreso del PSC, en el Palacio de Congresos de Barcelona, y en vísperas de las reñidas elecciones presidenciales en Estados Unidos, Iceta recuperó por unos instantes el tono vibrante de esa intervención para lanzar un mensaje similar a la candidata demócrata.

«Go, Hillary, go! For goodness' sake, go for it! Don't let Trump win! We are all with you!» («¡Vamos, Hillary, vamos! ¡Por Dios, ve a por ello! ¡No permitas que Trump gane! ¡Estamos todos contigo»), exclamó Iceta, bromeando con que quizá Clinton estaba siguiendo su discurso por streaming.

Comentarios

Iceta pide al PSOE que «no expulse» al PSC del proyecto compartido socialista