La gestora de las empresas de Correa afirma que Luis el Cabrón sí era Bárcenas

Isabel Jordán dice que llegó a trabajar para el cabecilla a través de Jesús Sepúlveda, y que el grupo de empresas de Correa hacía facturas falsas


La administradora de algunas de las empresas de Francisco Correa, Isabel Jordán, ha dicho ante el tribunal que la juzga por las actividades de la primera época de la trama Gürtel, que ella siempre ha creído que el que aparece en la contabilidad B como Luis el Cabrón era el extesorero del PP Luis Bárcenas.

Jordán ha explicado este lunes que comenzó a tener una «relación directa» en el año 2006 con el considerado cabecilla Francisco Correa, cuando que le pidieron realizar unos folletos para el Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) y que fue durante las reuniones que mantuvieron cuadno escuchó conversaciones telefónicas en el que se mencionaba a Luis el Cabrón. A este respecto, la administradora ha afirmado que ella siempre ha pensado que se estaba refiriendo a Bárcenas y no a expresidente de Isolux, Luis Delso, tal y como ha confirmó Correa durante su declaración. Preguntada por estas conversaciones y sobre los pagos al extesorero, Jordán ha dicho que hablaban de temas de partido, pero que no tiene «información de que le dieran dinero».

Correa desveló que Luis el Cabrón era «un amigo suyo», que es Delso, y que el apodo se acuñó por una deuda de 72.000 euros, de ahí que apareciera en los apuntes de su contabilidad. Por otro lado, Álvaro Pérez El Bigotes reconoció que le puso este apelativo «desde el cariño».

Contactada por Sepúlveda

Isabel Jordán ha confirmado ante el tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) que fue el exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Jesús Sepúlveda (exmarido de Ana Mato), quien le presentó al cabeceilla de la red, Francisco Correa, en el año 2002. A preguntas de la fiscal Concepción Nicolás, Jordán ha explicado que un año después de tener a su hija conoció a Correa y comenzó a trabajar para él en Special Events. Ha confirmado que fue Sepúlveda, durante su etapa como secretario de Acción Electoral, quien le presentó al líder de la trama.

Asimismo, ha constatado que tras un «par» de entrevistas con Correa, fue el gestor de la empresas, Rafael de León, quien la contrató para sustituir a El Bigotes en la organización de eventos como mítines nacionales del PP. Según ha dicho Jordán, en Special Events solo estuvo durante un «mes y medio» porque El Bigotes finalmente no dejó la empresa; aunque después volvió a trabajar para Correa cuando fue contratada en TCM para desarrollar un producto, bajo las órdenes de otras personas. Se trataba de la Oficina de Atención al Ciudadano que la Gürtel montó en Pozuelo.

Con respecto al considerado número dos de la Gürtel, Pablo Crespo, ha afirmado que era su «jefe» y cualquier duda «pequeña o grande» que tuviese se lo consultaba a él porque era «el director de la compañía».

Facturas falsas

La acusada Isabel Jordán ha insinuado además que la trama Gürtel elaboraba facturas falsas con el fin de hacer constar «menos beneficios» a efectos fiscales. Jordán ha explicado ante el tribunal que se enteró de que las sociedades de Correa facturaban por trabajos no realizados, en septiembre del 2007, cuando el también acusado Javier Nombela le mostró una carpeta roja denominada Facturas Especiales.

Ha relatado que Nombela guardaba estos documentos en una caja fuerte de Easy Concept y ha constatado que se la enseñó una vez que Pablo Crespo le despidió «por teléfono». Nombela le explicó entonces que eran «facturas para obtener menos beneficios», ha manifestado. «No llegué a comprender bien qué se hacían con esas facturas», ha dicho y señalado que descubrió con el sumario de la causa que estos papeles los manejaba Galher Servicios Administrativos S.A., una sociedad dedicada al asesoramiento empresarial.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) afirmó en uno de sus informes que Galher prestaba servicios de gestión para que el resto de empresas pudieran justificar más beneficios de los que realmente obtenían con el objetivo de dar salida al dinero ilícito.

En cuanto a los actos que organizaron las empresas de Correa con la Comunidad de Madrid, Jordán ha destacado que los eventos eran negociados directamente con el viceconsejero madrileño Alberto López Viejo. No obstante, ha asegurado que no tenía conocimiento de cómo se realizaba la facturación de estos actos, ni si López Viejo tenía una deuda contraída con Correa hasta que vio las anotaciones de la agenda de Pablo Crespo que se ha reproducido durante las sesiones del juicio y por el sumario de la causa: «No sé qué acuerdo, no sé qué deuda, lo sé por los documentos», ha afirmado.

Asimismo, con respecto al fraccionamiento de facturas que hizo la Comunidad de Madrid de contratos para eludir los requisitos de publicidad y adjudicación establecido por la ley, ha asegurado que era el «pan nuestro de cada día» en esta región. En este sentido, ha dado validez a esto remitiéndose a los documentos que se recogen en la causa.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La gestora de las empresas de Correa afirma que Luis el Cabrón sí era Bárcenas