El PP estudia retirar la candidatura de Jorge Fernández Díaz para presidir la Comisión de Exteriores tras el bloqueo del PSOE

La Voz AGENCIAS / LA VOZ

ACTUALIDAD

Mariscal | EFE

El viraje socialista provoca el aplazamiento de la votación para elegir al exministro y la posible ruptura del pacto forjado entre PP y PSOE para repartir la presidencia de las comisiones

16 nov 2016 . Actualizado a las 18:55 h.

El PP sopesa renunciar a que el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz presida una de las comisiones del Congreso ante el boicot contra su nombramiento que han protagonizado todos los partidos de la oposición, comenzando por el PSOE y Podemos, que han amagado con presentar un candidato alternativo. Ha sido también el propio Fernández Díaz quien ha abierto la puerta a su renuncia, al asegurar que hará lo que le pida su partido porque no quiere que su nombramiento cause problema alguno a las filas populares. «Estoy hablando con mi grupo parlamentario, estoy a lo que determine y no voy a poner problemas», ha admitido el exresponsable del Interior, que ha dejado bien claro que hará lo que se le pida.

Para intentar ganar tiempo, el PP ha conseguido aplazar la votación para elegir al presidente de la Comisión de Exteriores, cargo para el que había propuesto a Fernández Díaz. Un cargo institucional por el que nunca hay polémica entre los grupos, que se reparten los puestos de las diferentes comisiones al principio de la legislatura y jamás cuestionan el nombre elegido por cada partido. Pero esta vez el perfil de Fernández Díaz había levantado ampollas entre los partidos de la oposición por dos cuestiones que afectan directamente a su condición de parlamentario. El exministro ha sido reprobado por el propio Congreso y la Cámara baja va a poner en marcha una comisión de investigación por el supuesto uso de medios del Ministerio del Interior para perseguir a rivales políticos.

PSOE y Ciudadanos habían anunciado un voto en blanco 

El PP había solicitado esta mañana el aplazamiento de la votación sobre Fernández Díaz para que el PSOE «reflexione» y vuelva al acuerdo inicial de reparto de las presidencias de las comisiones acordado al inicio de la legislatura. Tanto el PSOE como Ciudadanos habían anunciado que votarían en blanco la candidatura de Fernández Díaz aunque tampoco apoyarían el candidato alternativo que había planteado Unidos Podemos, su portavoz de Exteriores, Pablo Bustinduy, lo que en la práctica no impediría que el exministro fuera presidente.

El presidente en funciones de la Comisión, Eduardo Madina, ha emplazado a los grupos a una futura reunión de la Mesa y Portavoces para fijar una nueva convocatoria para la elección de su presidente. Desde el PP, José Ramón García ha recordado que los pactos son «para cumplirlos» y ha lamentado que el PSOE haya sucumbido a las «presiones populistas» de Unidos Podemos pese al perjuicio que causa al Congreso.

Unidos Podemos ha pedido a la comisión de auditoría para la calidad democrática un informe sobre la idoneidad para el puesto de Fernández Díaz, reprobado por la mayoría de la Cámara y que será investigado en el Congreso. García ha comparado la actitud de Unidos Podemos con la naturaleza del escorpión, que es capaz de matarse a sí mismo por picar a quien le ayuda a cruzar el río.

Para el portavoz del PP, intentar medir la calidad democrática de un diputado elegido por los ciudadanos como pretende Unidos Podemos, acerca España a «regímenes pseudemocráticos». Al término de la reunión de la comisión, ha insistido en que «a día de hoy» van a cumplir el pacto del reparto con las personas que habían elegido, aunque al ser preguntado si descartaba reconsiderar el nombre de Fernández Díaz ha respondido que el PP está abierto al diálogo.

Y el diálogo -ha explicado- es «buscar razones comunes», lo que significa «entender las posturas de todos, incluida la nuestra».

Nueva posición del PSOE

Desde el PSOE, Ignacio Sánchez Amor ha apostado por «preservar» el acuerdo de los grupos para el reparto de los cargos institucionales, aunque ha dejado claro que su partido, «en ningún caso», aprobará la candidatura de Fernández Díaz y considerará «con atención» cualquier otra candidatura que pueda presentar el PP que, hoy por hoy, insiste en presentar a Fernández Díaz.