Samsung reconoce que varios Galaxy S7 se incendiaron por daños externos, no por las baterías

La compañía asegura que son «totalmente seguras» y afirma que se ha abierto una investigación


Redacción / La Voz

Con más de 10 millones de Galaxy S7 funcionando ya en el mercado estadounidense, la compañía coreana Samsung aseguró en un comunicado que las baterías de estos móviles son totalmente seguras y que no han dado ningún problema hasta el momento. «No ha habido casos confirmados de fallos internos de la batería en estos dispositivos», destacó, aunque sí reconoció una serie de casos de incendio «causados por daños externos severos», lo que ha obligado a iniciar una investigación. «Hasta entonces es imposible determinada la verdadera causa de cualquier incidente», destacaron fuentes de la compañía.

Este nuevo revés de su producto estrella se une al desastre que supuso el lanzamiento del modelo Galaxy Note 7 y su posterior retirada después de que varios teléfonos acabaran explotando, lo que se tradujo en una caída en ventas de más del 30 %. A pesar de ello, y según una encuesta de Reuters, el 91 % de los usuarios de teléfonos Samsung volverían a elegir esta marca para comprar otro móvil, un porcentaje similar al de los clientes de Apple, ya que un 92 % seguiría confiando en la firma de la manzana.

Problemas en el IPhone 6

Precisamente, Apple acaba de anunciar que reemplazará de forma gratuita las baterías de algunos teléfonos del modelo iPhone 6s que se apagan de forma inesperada. El gigante estadounidense ya aclaró que se trata de «un número muy pequeño» de móviles vendidos entre septiembre y octubre de 2015, y que no supone un problema relevante de seguridad.

La semana pasada Apple ya anunció un programa de reparación a bajo coste de las pantallas del iPhone 6 Plus. Tras quejas de los consumidores, la empresa constató que algunos de esos aparatos manifiestan problemas con el sistema multitáctil o parpadeo tras caer en varias ocasiones sobre superficies duras.

Comentarios

Samsung reconoce que varios Galaxy S7 se incendiaron por daños externos, no por las baterías