El asturiano que arrasa en el grupo más pijo del país

Manuel Hevia es miembro de «Taburete», la banda liderada por el hijo de Luis Bárcenas

Taburete - El Fin (Vídeo Oficial)

Redacción

Son guapos, con dinero y tienen un ejército de groupies. Taburete se ha convertido en el nuevo fenómeno musical entre los jóvenes pijos del país. Su líder no es otro que Willy Bárcenas, el hijo del que fuera ex tesorero del PP, quién decidió fundar el grupo junto a Antón Carreño, nieto de Gerardo Díaz Ferrán. A su lado se encuentra el asturiano Manuel Hevia, batería de la banda. Bárcenas y él se conocieron por casualidad en una despedida de soltero y juntos recorren el país de concierto en concierto. Ahora presentan su último disco, Dr Charas, con el que volverán a salir de gira por toda España. ¿Su sueño? Colgar el cartel de no hay entradas en Las Ventas.

«Todo esto es alucinante. De repente te encuentras con esto, con algo que nunca te hubieras imaginado», explica Hevia. Nació en Oviedo hace 27 años y vivió durante un tiempo en La Felguera. Durante años logró compaginar su pasión por la batería con sus estudios de medicina. Escuchó por primera vez a Willy Bárcenas en un concierto en la Sala Caracol y fue allí donde se quedo sorprendido por el espectáculo de la banda. Un mes después coincidió con el cantante en una despedida de soltero y, después de un primer ensayo, se convirtió en un miembro más de Taburete. Acaban de publicar su segundo álbum, Dr Charas, en el que recogen sonidos que van desde el flamenco, el pop, hasta las rancheras. «Encasillarnos sería simplificar nuestro estilo», apunta el batería.

Gracias a su estilo han conseguido convertirse en un referente entre los pijos de todos los puntos de España. Al grito de «Willy valiente, tu padre es inocente», su legión de fans acude a cada uno de sus conciertos para colgar en la puerta el cartel de «no hay entradas». El apellido de su líder ha sido, sin duda, un reclamo para la prensa y los curiosos que han querido conocer el talento musical del hijo del ex tesorero del PP. Incluso el inicio del juicio del caso Gürtel parece que ha puesto el foco de atención en la banda. «Al principio sé que hubo cierto morbo por conocer la faceta musical del hijo de Bárcenas. Con el tiempo ha empezado a dar igual, se ha convertido en algo secundario», explica Hevia.

A pesar de que cuentan con un grupo de fans que se hacen llamar «Comando PAM» -Comando Pijos A Muerte-, reconoce que nos les gustan las etiquetas. «Este verano actuamos en Sonorama, un festival con un público más indie. Cuando empezamos a tocar vimos personas de más de 30 años que no pegaban con nuestro estilo y que se sabían las cacniones», afirma Hevia. Aún así, son conscientes de que en sus comienzos, la mayoría de su público era femenino, aunque ahora cuenten con una legión de fans masculinos.

Con la publicación del nuevo álbum, el asturiano tendrá que compaginar la presentación de este con su trabajo en el área de urología del Hospital de La Paz. A comienzos de 2017 arrancará la nueva gira que les llevará por casi toda España y grandes capitales internacionales como Londres. «La anterior fue el punto de inflexión en nuestra carrera. Salir de Madrid y ver que llenábamos cada sala en la que tocábamos nos hizo saber que la gente nos conocía».

Valora este artículo

17 votos
Comentarios

El asturiano que arrasa en el grupo más pijo del país